Yami…la guantanamera.

image_pdfimage_print

Por Nirza García Valdés, Bmc Montero. Dpto Santa Cruz, Bolivia.

Esta es la historia de una joven sencilla, siempre feliz, con una sonrisa sincera, desde sus adentros, propio de la profesión que soñó desde que ocupaba las aulas en la tierra del guaso, su Guantánamo querido…la de convertirse un día en pediatra.
Amante del congrí y del baile, Yami es de esas que contagia los grupos en cuanto llega, con su entusiasmo sin igual, amiga siempre en buenos y sobre todo malos momentos, es leal, austera, pero sobre todo, entregada a su tarea, la de preservar la vida de los infantes dondequiera que la llamen.
Actualmente presta servicios como miembro de la Brigada Médica Cubana en Montero, departamento Santa Cruz, donde entre sus tesoros más grandes guarda cientos de abrazos, besos y guiños de sus pacientes …a los que además de su alegría, les encanta con sus trenzas crespitas, otro de sus instrumentos en el trabajo, con las que se gana siempre la cooperación al examinarlos.

Hoy Cuba celebra el día de la pediatría muchos centros los agasajan y es por eso que también a ella le hacemos honores con las palabras, las emociones, a ella, que aunque lejos de su añorado terruño, del changüi, del cacao, la cocada y el tetí que solo nada en las aguas del Toa, celebra también está fecha en su puesto de batallas, en la asistencia médica por estas tierras bolivianas, donde además quedó para siempre su corazón …a su mente llegan lindos recuerdos cuando la entrevistamos, nombres de cientos de niños, padres y duros momentos vividos en el combate por la vida, uno en particular, el de aquella niña de cinco años que en medio de la feria de salud…diagnosticó con leucemia…recuerda especialmente como a pesar de la tristeza de la noticia, la gratitud de la familia por hacer un diagnóstico oportuno, a tiempo para comenzar a tratarla… llena sus ojos …ella mira hacia abajo …pero a la vez, sonríe, como sólo ella sabe, con esa sonrisa que la define, y recuerda también, aquella niña que enseñó los pasos de la salsa, así es Yami…auténtica, natural, llena de amor, con un corazón que apenas cabe en su pecho y reparte todos los días…ella lleva ese espíritu todos los días al hospital pediátrico de la ciudad montereña, donde ha cautivado a todos, esta es su historia …y como la de ella…sirva también para celebrar su día …el de todos los pediatras cubanos, especialmente los de la Misión Médica Cubana en Bolivia…aquí donde se siente como en ningún otro lugar del mundo…lo que nos decía el Ché, el dolor de otros como nuestro…ella lo siente…ella lo previene….ella lo cura.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

One Reply to “Yami…la guantanamera.”

  1. que bueno saber eso de yami ojala la pudiera conocer en persona y felicitarla por su gran alcance en la vida medica y ademas decirle lo mucho que la admiro por su fortaleza de mujer y de emprendedora en la vida

Comments are closed.

Top