image_pdfimage_print

Tomado de Juventud Rebelde||

MOSCÚ.— Muchos acontecimientos pueden dar fe de la amistad constante y profunda que une a los pueblos de Cuba y Rusia. Uno de los más elocuentes ha sido el encuentro que este viernes, pasadas aquí las dos de la tarde, tuvo lugar entre el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y su homólogo y anfitrión Vladimir Putin.

En uno de los salones del Gran Palacio del Kremlin, escoltados por las banderas de las naciones que ellos representan, y ante una nutrida prensa, Díaz-Canel y Putin sostuvieron un diálogo con el tono de la auténtica cercanía entre dos naciones. Vladimir Putin, el primero en hablar, hizo alusión a los lazos existentes entre la Mayor de las Antillas y el país euroasiático, los cuales, resaltó, ya suman décadas.

Seguidamente el Presidente cubano, quien está dando cumplimiento a una intensa agenda como parte de su visita oficial, expresó que para la delegación por él representada constituye un altísimo honor haber sido recibidos en Rusia.

El Jefe de Estado de la República de Cuba dijo a Vladimir Putin ser portador de un caluroso saludo, para él, de parte del General de Ejército Raúl Castro Ruz; y resaltó entonces el gran significado que para Cuba tiene esta presencia en tierra hermana, cuando han pasado cuatro años de la visita del actual Presidente de la Federación de Rusia a la Isla caribeña.

Díaz-Canel Bermúdez afirmó que esta visita oficial de Cuba a Rusia ratifica la continuidad de las relaciones entre ambos países, la cual ha perdurado en el tiempo por sólidos lazos históricos, y por un legado de amistad cultivado por Fidel y Raúl que generaciones de cubanos han sabido mantener.

Nace una declaración estratégica

Como fruto de las conversaciones oficiales que en la tarde de este viernes sostuvieron el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba y el Presidente de la Federación de Rusia, nació, firmada por ambos, la Declaración Conjunta sobre Enfoques Comunes en Asuntos Internacionales.

Tras las conversaciones oficiales, ambos mandatarios firmaron la Declaración Conjunta sobre enfoques comunes en asuntos Internacionales

En el Gran Palacio del Kremlin, ante diversos medios de prensa, Díaz-Canel Bermúdez y Vladimir Putin compartieron sus percepciones al respecto, luego de haber estampado sus firmas y de intercambiar, a la usanza protocolar, sendas carpetas de la Declaración.

«Es un placer dar la bienvenida al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, expresó Putin; quisiera hacer énfasis en que es su primera visita oficial a Rusia después de asumir su cargo. Hemos celebrado negociaciones sustanciales, incluso con participación de ministros claves; hemos hablado acerca de todo el abanico de temas de nuestra cooperación binacional; hemos comentado todos los temas relevantes de la agenda internacional y regional».

El mandatario ruso afirmó: «Celebramos las negociaciones de manera constructiva, eficiente y de amistad. Es una característica particular del diálogo entre Rusia y Cuba. Nuestros pueblos son tradicionalmente unidos por lazos de amistad, afecto, respeto mutuo, y apoyo solidario».

«La Declaración Conjunta que acabamos de firmar —definió Vladimir Putin— confirma el carácter estratégico y de asociación de nuestras relaciones».

Seguidamente destacó el incremento del intercambio comercial entre ambos países, algo que está marcando las coordenadas de lo que queda por hacer y es viable. Por eso ambos mandatarios, según comentó Putin, han «encargado (…) la elaboración de medidas concretas para aumentar nuestro intercambio comercial y ampliar la cooperación en el ámbito de las inversiones».

El anfitrión ruso hizo alusión a experiencias positivas en el sector energético. También habló de proyectos, con beneficios para ambos países, en el sector de la industria. Se trata de empresas rusas que realizan reequipamiento técnico de plantas siderúrgicas, de producción de níquel y de fertilizantes.

Vladimir Putin no pasó por alto la producción de medicamentos innovadores que no tienen análogos en el mundo. Y trajo a colación, además, la ayuda que Rusia ofrece a Cuba en la construcción de su infraestructura de transporte. «Hoy hemos hablado de la modernización de la red de ferrocarril cubana —detalló Putin a la prensa—, eso aumentará el flujo de pasajeros y el de las cargas».

En el universo de las comunicaciones también se darán pasos de importancia. «En general el mundo empresarial ruso está dispuesto a participar en el programa grande de modernización de la economía cubana», aseguró el mandatario ruso, quien también hizo referencia a intercambios en la dimensión cultural.

La restauración de obras de prestigio en la Isla, la capacitación de profesionales en diversas ramas del conocimiento, y el fomento del turismo, son otros caminos que harán posible estrechar los lazos mutuos entre las dos naciones.

«Al tratar la agenda global y regional —afirmó Vladimir Putin— hemos constatado que nuestras visiones sobre la mayoría de los temas claves son similares». Y entonces recordó que Rusia y Cuba siempre han abogado por el cumplimiento total de principios claves del derecho internacional, consagrados en la carta de la Organización de las Naciones Unidas.

El respeto a la soberanía, a los intereses de todos los Estados, incluso la inadmisibilidad de la posición de fuerza o de la injerencia en los asuntos domésticos de otros países, fueron principios comunes de los cuales habló el mandatario ruso. Igualmente hizo referencia a la cooperación mutua en la lucha contra el crimen organizado, la producción o el tráfico ilegales de drogas, así como otros desafíos y amenazas.

«Nuestros amigos cubanos —añadió— comparten nuestros deseos de profundizar el diálogo con organizaciones regionales y asociaciones de integración de América Latina  y el Caribe; y van a facilitarlo».

Al final de sus palabras el Presidente anfitrión agradeció a Díaz-Canel y a todos los colegas cubanos por «las negociaciones fructíferas y sustanciales. Estoy convencido de que lo que hemos acordado hoy va a fomentar la cooperación de nuestros lazos».

Cuando Díaz-Canel hizo uso de la palabra fue enfático al valorar la alta significación de una visita como esta, la cual, destacó, se hace «ante todo para expresar que en nuestro concepto de continuidad de la Revolución cubana, fieles al legado del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, y del General de Ejército Raúl Castro Ruz, está presente también la continuidad y el fortalecimiento permanente de las relaciones de Cuba con Rusia».

Si esa no fuera razón suficientemente grande para expresar la significación de la visita, si no bastaran las conversaciones de este viernes —las cuales, como valoró Díaz-Canel, marcarán un hito en el desarrollo de las relaciones mutuas—, habría que sumar la emoción vivida al arribar a tierra rusa, la tierra del pueblo que fue el primero en apoyarnos cuando el imperio comenzó a poner su mano de bloqueo sobre el cuello de la Revolución.

Así se expresó el presidente cubano, para quien haber recibido en Moscú la noticia de la victoria de Cuba en Naciones Unidas, le confirió a la visita un significado muy particular. «Creo que a veces las casualidades en la historia marcan también momentos muy importantes para todos», afirmó Díaz-Canel.

Sobre las conversaciones oficiales de este viernes, el Presidente cubano declaró: «He sostenido útiles conversaciones con el Presidente Vladimir Putin, las que nos han permitido constatar el excelente estado de las relaciones bilaterales. Hemos rememorado con satisfacción su fructífera visita a Cuba en julio de 2014, y los encuentros sostenidos en aquella oportunidad. Tuve el privilegio de recibirle a su llegada a nuestro país. Desde entonces los intercambios de alto nivel se han consolidado y ampliado.

«Constatamos la alta prioridad que ambos concedemos a nuestras relaciones bilaterales, y las potencialidades para continuar desarrollándolas. Nos satisface el alto nivel de coincidencias en los diferentes temas de la agenda internacional, particularmente en la defensa de la paz y el papel de las instituciones internacionales, así como la estrecha colaboración en los diferentes organismos internacionales.

«Agradezco la firme posición del Gobierno ruso en contra del bloqueo económico, comercial y financiero que afecta a mi país. Nos proponemos elevar las relaciones económico-comerciales y financieras con la Federación de Rusia, al nivel que hoy disfrutan nuestras excelentes relaciones políticas. Los proyectos económicos conjuntos en los sectores de la energía, el transporte, la metalurgia y la biotecnología, ocupan un lugar importante en nuestros planes de desarrollo económico, y aún cuentan con un gran potencial».

En otro momento el Jefe de Estado de la Mayor de las Antillas declaró: «He transmitido al Presidente Putin el deseo de las autoridades cubanas y de nuestro pueblo de recibirle para cumplimentar una visita oficial al país el próximo año, cuando se cumplirán cinco años de su última visita a Cuba».

Una mañana de encuentros y de memoria

En un Moscú de frío intenso, con cuatro o cinco grados de temperatura sobre cero, Díaz-Canel comenzó su jornada de la mañana teniendo un intercambio con Viacheslav Volodin, presidente de la Duma Estatal (Cámara baja del Parlamento).

La delegación oficial de la isla se reunió también con Viacheslav Volodin, presidente de la Duma Estatal

Justamente fue Volodin, durante el homenaje póstumo que Cuba y sus amigos rindieran al Comandante en Jefe, Fidel Castro, quien dijo que el líder histórico se había convertido en símbolo de la lucha de muchos pueblos, una lucha que se coronó de éxitos. «Tenemos el deber de recordar que es gracias a él que Cuba ha logrado preservar lo más valioso que puede tener cualquier Estado: su independencia. El aporte de Fidel al establecimiento y desarrollo de las relaciones entre Rusia y Cuba es inmenso. A pesar de las distancias que nos separan, a pesar de los problemas que hemos afrontado, hemos estado, estamos y estaremos unidos».

El segundo encuentro del mandatario cubano fue con Guennadi Ziuganov, presidente del Partido Comunista de la Federación de Rusia. Y le siguió el intercambio con Valentina Matvienko, amiga de Cuba y presidenta del Consejo de la Federación (Cámara alta del Parlamento).

Encuentro con Guennadi Ziuganov, presidente del Partido Comunista de la Federación Rusa

Ella ofreció al visitante y a la delegación que le acompaña una «sincera bienvenida», y escuchó expresar a Díaz-Canel: «Rusia continúa siendo para nosotros una tierra entrañable (…) y nosotros queremos ratificarle que esas relaciones se seguirán fortaleciendo y continuarán siendo en el tiempo, como han sido hasta ahora, relaciones ejemplares entre una potencia amiga y una pequeña isla».

Momento muy emotivo vivió después la delegación cubana en la ceremonia de colocación de una Ofrenda Floral en la Tumba del Soldado Desconocido. «Tu nombre es desconocido, tu hazaña es inmortal», así las letras timbradas sobre la lápida de granito definen el altruismo de quienes, anónimamente, lo dieron todo por salvar a sus semejantes.

En medio de las emociones, y del frío de la mañana, se hizo el merecido homenaje a los soldados soviéticos que durante la Segunda Guerra Mundial enfrentaron el avance del fascismo.

Con el empresariado ruso, y con otro amigo especial

En horas de la tarde el Presidente cubano se reunió con representantes del empresariado ruso y de las instituciones bancarias y financieras que han tenido una importante participación en el desarrollo económico y social de Cuba.

«Como parte del modelo de actualización del modelo económico y social de nuestro país, dijo a ellos Díaz-Canel, nosotros potenciamos la inversión extranjera y las relaciones de cooperación con otros países. Como todos ustedes conocen, para nosotros Rusia es un país entrañable, un pueblo hermano; nuestras relaciones datan de muchos años, y en estos momentos nos encontramos en un excelente estado de las mismas».

La noche estuvo reservada para compartir cena y charla con un amigo especial de Cuba: Nicolai Leonov, autor de la biografía Raúl Castro, un hombre en Revolución.

Origen: Una nota bien alta en la amistad de dos pueblos – Juventud Rebelde – Diario de la juventud cubana

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios