image_pdfimage_print
Tomado de: Periódico Cubadebate ||
Cerró la primera mitad de septiembre con varios ciclones tropicales, ¡y cuatro coincidieron! A Florence, Helene e Isaac se les unió la tormenta subtropical Joyce. Existieron simultáneamente desde el día 12 hasta la madrugada del 15, en que uno desapareció del mapa.
Desde la temporada del 2008 no se observaban tantos ciclones nombrados a la vez/Earth Nullschool.

No es la primera vez que esto ocurre. Recuerdo que en la temporada del 2008 observamos al mismo tiempo a Gustav, Hanna, Ike y Josephine. Otro caso se dio en 1998, cuando convivieron Georges, Iván, Jeanne y Karl.

El récord de más ciclones concurrentes en nuestra zona geográfica es seis, según nos comunicó el meteorólogo estadounidense David Roth, miembro del Centro de Predicción del Tiempo de la NOAA: el 11 de septiembre de 1971 estaban activos Edith, Fern, Ginger, Heidi y dos depresiones tropicales. Además, un séptimo sistema atmosférico estuvo presente, que se convirtió en la tormenta Irene cinco días después.

El más poderoso y destructivo

El intenso huracán Florence fue fotografiado el 12 de septiembre desde la Estación Espacial Internacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque en dos ocasiones había alcanzado la categoría 4 de la escala Saffir-Simpson, Florence se debilitó antes de tocar tierra cerca de Wrightsville Beach, en Carolina del Norte. En ese instante sus vientos máximos sostenidos eran de 150 km/h (categoría 1), con una presión central de 958 hPa.

Se movió a paso lento y abarcó un área considerable. De hecho, los vientos con velocidades superiores a 118 km/h se extendieron a un radio de 130 kilómetros. En Wilmington y Fort Macon se reportaron ráfagas de 169 km/h. Cape Lookout tuvo 156 km/h. Una boya registró 180 km/h.

Hemos conocido que en el pequeño pueblo de Swansboro se midieron 861 milímetros en el período del 13 al 17 de septiembre, el cual sería el total de lluvia más notable en la historia de Carolina del Norte debido a un ciclón tropical y sus remanentes. Del mismo modo, Carolina del Sur parece tener un nuevo récord, pues cayeron 461 milímetros en Marion.

“Días de lluvia sin precedentes han empujado los ríos sobre sus riberas, y es poco probable que los niveles del agua, que continúan aumentando en algunos lugares, retrocedan por completo durante días. Las autoridades y los voluntarios de Las Carolinas están realizando rescates por aire y agua, hay toques de queda vigentes y miles de personas siguen fuera de sus hogares”, describió este lunes el diario The New York Times.

Se informó que la cantidad de muertos por la tormenta ha aumentado a por lo menos 18. Los equipos de rescate cerca de Charlotte recuperaron el cuerpo de un niño de 1 año que se había escapado de las manos de su madre después de que su auto se atascó en la inundación el domingo por la tarde.

Inundaciones graves sucedieron en Carolina del Norte. Foto: Tom Copeland/AP.

Bien lejos del mar Caribe

Helene, la octava tormenta tropical del 2018, se formó a 190 kilómetros al oeste de la República de Gambia. Fue huracán de categoría 2.

Duró del 8 al 16 de septiembre. El Servicio Meteorológico de Portugal anunció que una racha de 126 km/h fue registrada en la isla de Flores, perteneciente a las Azores, mientras Helene pasaba al norte. Sus restos influyeron sobre Irlanda y el Reino Unido.

Entretanto, Joyce se mantuvo lejos de tierra todo el tiempo y fue el ciclón menos relevante de los cinco que se desarrollaron este mes.

Helene afectando las islas Azores (Portugal) y Joyce al suroeste/NOAA.

Pronóstico difícil

Isaac no existe desde el sábado. Lo cierto es que algunos modelos de computadora habían estado indicando insistentemente su disipación antes que se acercara a la isla de Jamaica.

Lidiar con un sistema débil y muy mal organizado siempre es un dolor de cabeza. Hasta con los modelos más confiables, los datos de sondeo y las imágenes satelitales de alta resolución y de radar a mano es complicado prever los cambios en la estructura, la intensidad y el desplazamiento de un ciclón tropical, así como las variaciones del ambiente circundante.

Cuando Isaac evadió los vientos hostiles en la altura el día 14 empezó a concentrar las áreas de nublados con lluvias. Se hallaba sobre aguas cálidas de 29-30 grados Celsius y encontraba algo de humedad en los niveles medios de la tropósfera. Eric Blake, pronosticador de turno en el Centro Nacional de Huracanes de Miami, informó en la tarde que un avión cazahuracanes no había podido investigar bien el cuadrante suroeste de la tormenta debido a la fuerte convección y la intensa actividad de rayos.

Sin embargo, la “recuperación” resultó ser efímera. Al final de la madrugada del 15 ya era una simple onda tropical.

En las últimas 48 horas sus remanentes han estimulado los procesos de lluvia en Haití, República Dominicana, Jamaica y Cuba. Todo indica que la calma ha retornado al mar Caribe, pero sigamos atentos porque la temporada no ha concluido.

Quiero destacar que lo ocurrido hasta hoy en el Atlántico es un claro ejemplo de que los números (pronósticos que se emiten antes del primero de junio) tienen escasa importancia en la práctica. Solo diez se han formado… mas Alberto causó estragos; Florence devastó una amplia zona de la costa oriental de Estados Unidos; Gordon también impactó en ese país; Helene afectó las islas de Cabo Verde y Azores; e Isaac cruzó por las Antillas Menores.

La huella de Isaac y sus remanentes hasta las primeras horas del día 17/Tropical Atlantic.

Autor: Danier Ernesto González

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios