Soy un médico Joven, pero no les puedo fallar.

image_pdfimage_print

Héctor es un joven médico guantanamero que cumple misión en la República Bolivariana de Venezuela, en la parroquia José Casanova, Ciudad Maracay, estado Aragua, logré conocerlo, mientras él realizaba las acostumbradas pesquisas, casa a casa; le contacté, gracias a sus sistemáticas publicaciones en las redes sociales.
Yo soy guantanamero profe, respondió, me gradué en la universidad Médica de Guantánamo en 2017, soy diplomado en Oftalmología, trabajo en el CDI Atanasio Girardot, llevo casi dos años y medio de misión y aquí cumplí los 27 años, distante de mis padres, pero orgulloso de la tarea que me ha sido asignada.
Mi mamá y mi papá se preocuparon mucho cuando supieron que vendría de misión, nunca antes nos habíamos separado, inicialmente mami propuso que me concentrara en seguir superandome en Cuba a través de los cursos y especialidades que el sector ofrece a sus profesionales, pero logré convencerles de que mi deber estaba en la tierra de Chávez, ahora disfruto verles orgullosos de mi trabajo, yo les quiero mucho y por nada en el mundo los haría sufrir.
Aquí he encontrado a profesionales cubanos muy sacrificados, que aportan mucho en mi preparación profesional y que por la corta edad me han acogido como un hijo, son varios, pero admiro mucho a la Dra Maricela Silvia Pelay, una santiaguera reyoya, que es especialista en Medicina General Integral y en Ortopedia, tiene 57 años, y ha cumplido 4 misiones anteriores, 3 en Venezuela y una en Namibia.
Maricela es una persona que además de todas sus cualidades personales, es como yo le digo, sobreviviente de un cáncer y de la cardiopatía, pero nada la detiene, ella es, ¨mi compañera en la lucha¨, juntos, trabajamos intensamente para frenar el avance de la Covid- 19 en las comunidades, es mi fuente de inspiración, afirma, y luego se pregunta ¿si ella puede por qué yo no?
Ante la pregunta sobre las medidas para protegerse, me responde con seguridad el Dr. Héctor Luis González, acá se es muy estricto en las exigencias para el uso adecuado de las medidas de protección en función de evitar el contagio con el COVID-19, que cuentan con los medios necesarios para ello, que sus familiares en Cuba no se deben preocupar por nosotros y aprovecha para enviar un mensaje a sus familiares.
..A mis padres y vecinos, que los quiero mucho, que no les defraudaré en el cumplimiento de mi misión, que los necesito mucho, mucho; por eso deben cuidarse y mantenerse en casa para evitar el Coronavirus, que cumplan las medidas orientadas por la dirección del país, solo así podremos abrazarnos y compartir, besos y apretones a mi regreso.. por favor les necesito, ¡lo único que tienen que hacer es quedarse en casa.
Profe, que más necesita saber, preguntó, ante mi silencio, como el que siente que apenas ha comenzado a preguntar, me responde,.. Es que aún me quedan algunas casas que pesquisar y Maricela no se detiene, no le puedo fallar. Así concluyó el encuentro, con este impetuoso joven, cargado de deseos de hacer, de motivaciones y de claras convicciones que garantizan su paso victorioso por estas tierras a la que le debemos tanto en la forja del carácter de muchos de nuestros médicos internacionalistas en estos 17 años de iniciados los Convenios Integrales de Colaboración entre nuestras dos naciones, firmados entonces por los Comandantes Fidel y Chávez.
Nos vemos en las Redes Sociales Doctor, le respondí a modo de despedida con el compromiso y las ganas de continuar contando a los amigos, historias de vidas de sacrificados profesionales que en estas hermosas tierras, dan su mayor esfuerzo para proteger la salud de su pueblo, ahora enfrentado a un poderoso enemigo que lleva por nombre, COVID-19

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top