[:es]Sonando en Cuba.[:]

image_pdfimage_print
[:es]

Varios Autores
3 de Septiembre del 2016 21:53:47 CDT

60014-fotografia-m

El programa televisivo, que ha generado un amplio debate en la audiencia, ha devenido fenómeno impactante con inagotables temas de análisis acerca de su concepción formal, conceptual y estética

 

Están Sonando en Cuba los últimos domingos en la pantalla chica. Sus protagonistas son 24 jóvenes de las tres grandes regiones de la Isla que ponen rostro a la segunda temporada de un espectáculo musical competitivo, devenido megaproducción de RTV Comercial y la Televisión Cubana.

El estudio de grabación es hoy el habanero cine teatro Astral. Su gran escenario es el set principal, mientras que el lugar que ocupa habitualmente el lunetario de los balcones alberga unos cinco pequeños espacios más íntimos y desde donde también se rueda el programa.

Sonando en Cuba es mirado hoy desde el lente y la palabra de Juventud Rebelde. En este acercamiento a sus conceptualizaciones estéticas y a las motivaciones esenciales de sus creadores y concursantes, no dejamos los criterios de las audiencias, las que le acompañan fielmente y las que le señalan una similitud con programas de factura foránea, su visión del espectáculo y ese intento por marcar una diferencia sin convencer.

Orígenes

Paulo Fernández Gallo imaginó un proyecto televisivo en el que se buscaran jóvenes con valores sustanciales para la interpretación del repertorio más genuino de nuestra nación. Tres años atrás el líder de la Élite materializó la idea y en el verano de 2015 pudo hacerlo posible, gracias a que llegó a una serie de acuerdos con RTV Comercial.

FG conocía los riesgos y beneficios de una superproducción que no desestimara los códigos actuales para la puesta en escena de un espacio de este tipo. Asegura el autor de Te deseo suerte que «cuando ya estás montado aquí y quieres hacer algo tan grande como esto, se puede palpar que es un proceso muy amplio, requiere de muchos factores, de muchas personas… En estos momentos el proyecto está mucho más maduro; ya tuvo su primera etapa —con sus aciertos y sus desaciertos—, pero como quiera que sea hizo su presencia y marcó una pauta.

Relata el cantante que esta temporada quiso elevar los desafíos y limar, además, elementos que quedaron pendientes de la edición pasada. Esta entrega, asegura, «estableció un vínculo para la dirección de televisión con Manolito Ortega, creador multifacético y exitoso. Ambos hemos logrado integrar ideas y compartimos la dirección general».

[:]
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top