Solo el amor engendra la maravilla

image_pdfimage_print

Fuente: Brigada Médica Cubana en Timor Leste

Dra. Isabel Guerra Chappotín. Hospital Referal, Suay. Timor Leste

La Dra. Isabel Guerra Chappotín durante el cumplimiento de la misión internacionalista en Timor Leste cuenta entre sus incontables experiencias de casos asistidos, uno que le marcó con creces.

El 31 de octubre 2017, se produce parto pre término de 28 semanas y 800 gramos de peso de una recién nacida a la cual nombraron María da Costa, esa diminutiva figura se debatía entre la vida y la muerte, pero se aferró a la vida, presentó múltiples complicaciones debido a su inmadurez, fueron noches de desvelos, estudios y auto preparación académica , consultas con personal especializado en Neonatología a distancia, pero logramos mantenerla con vida, después de estabilizada logramos trasladar semanas después a Dili, permaneciendo 2 meses ingresada en un servicio de neonatología, siendo egresada, con consultas programadas en nuestro centro.

Durante las tres misiones en las que ha participado, atesora  un caudal de experiencias únicas, unas   satisfactorias y otras no, todas  han dejado  una gran enseñanza, la mayoría con  alegrías, otras una gran tristeza, pero si guardo en mi corazón  las veces que he llorado junto a las madres  por haber  salvado una vida, o por las que no pudimos salvar, con la convicción de haber hecho lo mejor que podíamos para ese momento, pero siempre con el amor y la dedicación de salvar vidas, porque donde quiera que el arte de la medicina es amado, también hay amor a la humanidad, impulsada por el proverbio de si vas a hacer algo hazlo con amor porque solo el amor engendra la maravilla.

Siempre llevaremos el concepto que no hay nada más importante que un niño, ellos son la esperanza del mundo. Siempre me hago una pregunta: ¿ He contribuido a disminuir la mortalidad infantil en los paises que he laborado ?,ante tal respuesta, entonces sé que junto a miles de compañeros, hemos escrito un pedazo de historia de  este  gran ejército de BATAS BLANCAS, inspirado  por nuestro Comandante en Jefe, Fidel. No podremos  dar grandes cosas pero si cosas pequeñas con un gran amor, nunca estaremos tan ocupados como para no pensar en los demás, lo importante no es lo que ofrecemos, sino cuanto amor ofrecemos en el trabajo que realizamos.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top