[:es]Solidaridad, una luz que nunca se apaga. [:]

image_pdfimage_print
[:es]

Dr. José Luis Aparicio Suárez.

Compatriotas:

Todos, desde la distancia del cumplimiento del deber, hemos seguido atentamente el avasallador paso del Huracán “Irma” por nuestro país, según muchos expertos el más potente y destructor que se tenga conocimiento en el área del Atlántico donde se formó.

El fenómeno meteorológico alcanzó la máxima categoría posible (5), en la escala Saffir-Simpson.

Son muy severos los daños provocados por el huracán, como se aprecia en las imágenes divulgadas por la Televisión Cubana, con una programación especial, en vivo, las 24 horas; los sitios digitales del periódico Granma y Cubadebate, entre otros; así como las Redes sociales.

Su impacto en la geografía cubana (viviendas, instituciones, vías de comunicación, cultivos agrícolas, etc.) es grande, a pesar de las medidas adoptadas para mitigar su efecto.

Lo más importante ha sido, es y será preservar las vidas, y hasta este minuto no se reporta ningún fallecido ni desaparecido. Luego vendrá una gradual recuperación.

Con certeza, los Consejos de Defensa Municipales cuantificarán y cualificarán los daños causados y se facilitará, en la medida de lo posible, la adquisición de los imprescindibles materiales de construcción a aquellos cubanos cuyas viviendas presenten destrucción total o parcial.    

            AHORA:

A mantenerse informados, atentos y disciplinados.

Hacer, con prudencia y organización, las acciones recuperativas.

Observar, con absoluto rigor, las medidas recomendadas.

Revitalizar el espíritu para volver a la normalidad.

A demostrar que si una luz nunca se apaga es la solidaridad.

                                                                  JLAS 10/09/2017

Imagen tomada de Internet

Los cooperantes cubanos, presentes en más de 60 naciones del mundo, hemos estado muy pendientes a la trayectoria del Huracán y sus devastadores efectos, y en la medida de lo posible hemos logrado o intentado comunicarnos con nuestros familiares.

Nos duelen los impactos de “Irma” y, desde el cotidiano desempeño, por la salud, el magisterio y otras nobles contribuciones en hermanas naciones, estaremos atentos a laFase recuperativa” con la exhortación solidaria a nuestros compatriotas, para ¡Que no se pierda un minuto tras la calamidad, para cuanto antes volver a la normalidad!

Cuba late vigorosa en cada cooperante.

No hay abrigo, techo o abono mejor que la solidaridad.

 

 

[:]
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top