image_pdfimage_print
Fuente: Brigada Médica Cubana en Swazilandia ||

El síndrome nefrítico agudo se caracteriza por la aparición de forma súbita de hematuria, proteinuria, edemas, oliguria, alteración de la función renal e hipertensión arterial frecuente pero no constante.

La Dra. Madalys Díaz Díaz nos presenta un varón de 8 años, no expuesto, que asiste a consulta aquejando edema periorbitario y en ambas piernas, orinas oscuras y escasas de una semana de evolución; y con el único antecedente de haber tenido 3 semanas atrás lesiones de piodermitis en el cuero cabelludo.

Síndrome Nefrítico Agudo en paciente pediátrico

Al examen físico se observan las lesiones cicatriciales de las lesiones cutáneas y el edema alrededor de los ojos y ambas piernas, la TA fue de 130/90 con un esfigmomanómetro para adultos, no había distrés respiratorio ni signos de insuficiencia cardíaca. Se le realiza hemograma que muestra ligera leucocitosis con desviación izquierda, el perfil hepático fue normal pero la creatinina fue de 60.1 mmol/l, la urea 9.1 mmol/l (Filtrado glomerular estimado de 75 ml/h) con sodio y potasio en rangos de normalidad. El examen de la orina demostró la existencia de hematuria importante sin albuminuria y no había evidencia de esquistosomas en la misma.

Se ingresa con el diagnóstico de síndrome nefrítico agudo secundario a glomerulonefritis aguda postestreptocóccica con restricción salina en la dieta, penicilina cristalina IV y furosemida a 1 mg/kg, así como monitorización de la diuresis, el peso y el ingreso de fluidos. Después de 5 días el gasto urinario se normalizó y la función renal se estabilizó hasta la normalidad, fue egresado a los 15 días de su ingreso en perfecto estado de salud.

La glomerulonefritis aguda postestreptocóccica es el prototipo de síndrome nefrítico agudo en la infancia, de los 2 a 12 años, y es la segunda causa de hematuria macroscópica en niños después de la enfermedad de Berger. Se presenta tras un intervalo libre de 1 a 3 semanas de la infección faringoamigdalar o cutánea por el estreptococo. Su pronóstico es benigno, con curación clínica e histológica en el 90%.

La patogenia es desconocida, aunque parece estar mediada por inmunocomplejos circulantes y formados in situ. Existe lesión glomerular que produce una disminución de la filtración glomerular, lo que ocasiona oliguria y elevación de las cifras plasmáticas de urea y creatinina. La disminución del filtrado glomerular provoca retención hidrosalina que se traduce en expansión de volumen extracelular y, en consecuencia, en edemas, sobrecarga cardiocirculatoria e hipertensión arterial.

El cuadro clínico florido, los complementarios y la evolución satisfactoria con el tratamiento confirmaron el diagnóstico, este país tiene una alta incidencia de sepsis respiratorias altas y cutáneas causadas por el estreptococo, por lo que debemos estar alertas para diagnosticar precozmente esta complicación en el paciente pediátrico.

user-profile

Autor: Brigada Médica Cubana en Reino de Eswatini (Swazilandia)

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios