Embarazo en Adolescentes

Si de embarazo se trata… adolescentes en apuros

image_pdfimage_print
[:es]
Alina era hasta hace poco como todas las chicas de su edad, cursaba el 10mo grado del preuniversitario y disfrutaba el reciente arribo a sus 15 primaveras. En una de las tantas fiestas a las que fue invitada, cerca de su casa, conoció a un joven que visitaba la localidad de Contramaestre donde ella reside, y por quien sintió una atracción inmediata.
Embarazo en Adolescentes
Embarazo en Adolescentes

Después de algunos tragos, salieron del festejo y tuvieron relaciones sexuales desprotegidas. Solo fue una vez… y no volvieron a encontrarse. Hace apenas un mes, la joven, luego de darle mil vueltas a la cabeza y comentar el tema con sus amigas, confiesa a su madre haber tenido algunas faltas menstruales, por lo que, sumado al malestar físico que presentaba, presumía estar embarazada.
Según Alina, la situación con su mamá se tornó algo violenta y desagradable; y decidieron (casi de forma unilateral) ir de inmediato al médico e interrumpir el embarazo, a pesar de que es sabido que el aborto no es un método anticonceptivo sino una indicación médica ante alguna situación de riesgo.

embarazo adolescentes
Al ser atendida en su centro de salud, le fue confirmada la gestación a las 24 semanas, resultando imposible la interrupción por el riesgo para su vida. Así que conociendo todas las complicaciones y procedimientos que trae consigo ser una madre adolescente, Alina de 15 años, perteneciente al poblado Laguna Blanca del municipio de Contramaestre, hoy cuenta con 28 semanas y media de embarazo, con un alto riesgo obstétrico, no solo por su edad sino por presentar, además, bajo peso y una anemia carencial mixta.
Proveniente de una familia campesina, sin el apoyo del padre de la criatura, soltera, se vio obligada a dejar la escuela de manera temporal y alude que abandonará totalmente sus estudios. Ahora tiene una responsabilidad mayor: criar a su bebé, y a pesar de que la noticia fue muy impactante para sus familiares hoy cuenta con su apoyo incondicional y se siente afortunada.
En la actualidad se encuentra internada en el Hogar Materno de la localidad por el riesgo obstétrico que presenta. Al ser una captación tardía de su gestación, no se le pudieron realizar numerosos estudios de laboratorio y ultrasonidos de gran importancia e imprescindibles, para poder diagnosticar cualquier enfermedad o malformación congénita en la criatura.

embarazo adolescentss1
No obstante, ha recibido una atención médica rigurosa y con gran esmero por el personal médico, así como las vacunas necesarias durante este proceso. El tratamiento oportuno que se le brinda, ha permitido aumentar sus cifras de hemoglobina, tratando de establecer un peso adecuado para su edad y condición física.
Ella es consciente de que de ahora en adelante tendrá un gran compromiso, y aun con su corta edad deberá comportarse como toda una mujer, ya madre. Por eso, exhorta a todas las adolescentes cubanas a mantener relaciones sexuales protegidas y sin ningún tipo de apuro, pues aprendió que hay tiempo para todo.
“Las convido a conversar con sus padres sobre la vida personal, escuchar y cumplir consejos, mantener una pareja estable, porque no solo existe el riesgo del embarazo, hay otro peor: el de contraer una infección de transmisión sexual, causante de innumerables daños”.
Otra cara de la moneda: el padre adolescente
“Tuvimos una relación informal, y luego de un mes nos volvimos a ver. Ella venía con la noticia de que iba a ser padre. En ese instante la frustración se apoderó de mí, pues solo contaba con 19 años y no me imaginé nunca tener un hijo tan joven. No quería tenerlo”. Así lo cuenta Fabián, un joven de 21 años estudiante de 3er año de la carrera de Ingeniería Hidráulica.
“Al contárselo a mi familia ellos también se quedaron asombrados, pero luego de conversar entre todos, recapacitamos y decidimos aceptar a la pequeña que venía en camino, pues la irresponsabilidad también fue mía. Había que asumirlo.
“Actualmente tengo otra pareja, por lo que no estoy con la madre de la niña. Pero todas las semanas la voy a visitar y me mantengo pendiente de ella. Le brindo la ayuda monetaria que puedo, porque no trabajo, y trato de darle mucho cariño en el tiempo que estoy a su lado.
“Desde pequeño mis padres siempre me hablaron de todo lo que implica ser padre, pero ahora que me encuentro en esta situación es que me doy cuenta de que tener un hijo emana un gran compromiso, y para poder desempeñar esta responsabilidad hay que estar bien preparados en la vida”, dijo Fabián.
El embarazo en la adolescencia es uno de los problemas que afecta a la sociedad cubana y santiaguera actual, por lo que es fundamental la prevención con el uso de los preservativos, los Dispositivos Intrauterinos; y las pastillas y vacunas anticonceptivas.

Artículo relacionado:

–Embarazo adolescente: riesgos y consecuencias

user-profile

Autor: GISELLE GODERICH SÁNCHEZ y DAILÍN PELEGRÍN PÁEZ (estudiantes de periodismo)

[:]
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top