image_pdfimage_print

[:es]

Samsung, actual líder del mundial de constructores móviles, ha tomado el relevo a la firma escandinava Nokia para cerrar la jornada. Y lo ha hecho como ya era conocido sin el nuevo Galaxy S8, reservado para un evento en Nueva York a finales del próximo mes.

Esa cita supondrá el carpetazo definitivo a la crisis del Note 7, un capítulo al que han tenido que dedicar mucho esfuerzo en los últimos meses. No en vano su presentación se ha iniciado con un vídeo en el que han querido remarcar el esfuerzo de la compañía y los procesos de testeo a los que se someten a sus terminales.

Un acto brevemente interrumpido por un activista de Greenpeace que interrumpió el discurso introductorio con una pancarta relativa al reciclaje de terminales móviles, como anteriormente habían hecho otros de sus compañeros previamente en las afueras del recinto.

Recuperada la normalidad, la compañía ha presentado sus trabajo en pro de la conectividad con un nuevo 'portofolio' de productos relacionados con el 5G, la próxima gran generación de internet.

En otro plano, los surcoreanos han optado por dar relevancia a una de las tendencias que más está dando que hablar este año: la Realidad Virtual. Y lo hace con un nuevo visor Gear VR que incluirá un mando para mejorar las experiencias, así como mejoras de diseño y de visión para evitar mareos.

De esta manera los surcoreanos renuevan sus votos con esta tecnología y con Facebook y Oculus. Todo ello en un momento clave en el que Google ha impulsado Daydream, con la que pretende poder competir con el tándem de la red social con Samsung en lo que se refiere a la VR en móviles. Y es que esta asociación ha sido la que más lejos ha llegado en lo que se refiere a alcance de experiencias inmersivas. Ya en septiembre contaban con un millón de usuarios de Gear VR.

La otra gran novedad de Samsung fueron sus tabletas: Galaxy Tab S3 y el nuevo Samsung Galaxy Book. La primera llega con una pantalla de 9,7 pulgadas mientras que la segunda -una suerte de convertible orientado a ser una herramienta de trabajo- llegará con versiones de 10,6 (con panel TFT) y 12 pulgadas (con panel SuperAmoled).

Ambas llegan con una nueva versión del S-Pen, el lápiz digital, mejorado para competir con el iPad Pro y la Surface de Microsoft así como con HDR, una tecnología que mejora la reproducción de imágenes. Cámaras de 13 megapíxeles y carga rápida, son otros de los argumentos de peso de estos nuevos aparatos. Además, la compañía ha lanzado una edición especial del S-Pen hecha por Staedtler.

Los surcoreanos también han anunciado una alianza con Hardam, uno de los referentes en sonido, para incluir su sistema AKG en los terminales de la familia Galaxy. Esto se plasmará en que los determinados modelos de teléfonos Galaxy tendrán auriculares AKG en la caja de compra.

Samsung ha conseguido, a pesar de reservar su buque insignia, una más que destacada atención en un auditorio repleto.

Fuente: http://www.hoy.es/tecnologia/

[:]

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios