image_pdfimage_print

[:es]

Tomado de: Periódico CUBADEBATE ||

Continuamos con las natillas y me preguntaban por el manjar blanco. Pues le diré que podemos hacer natillas infinitas, de chocolate, de naranja, de guanábana, todo está en la pericia del repostero. Hoy les traigo una muy deliciosa la Natilla de calabaza.

Natilla casera. Foto: Thermoadictos. Natilla de calabaza. Foto: Vida Lúcida.
Natilla casera. Foto: Thermoadictos. Natilla de calabaza. Foto: Vida Lúcida.

Continuamos con las natillas y me preguntaban por el manjar blanco. Pues le diré que podemos hacer natillas infinitas, de chocolate, de naranja, de guanábana, todo está en la pericia del repostero. Hoy les traigo una muy deliciosa la Natilla de calabaza.

Pero hablando de Natilla y su diferencia con el Manjar blanco, diremos que está dada en que el último no lleva huevo y es muy empleado por lo menos en mis tiempos como alimento de los bebés o en enfermos. Con diferentes recetas.

También pasó a la literatura y a la historia con el asesinato del Gobernador General de la Isla, como narra el periodista Ciro Bianchi, en una sus crónicas referidas al siglo XVI.

“…El dulce es adicción remota del cubano. Algunas crónicas dan cuenta que ya en el siglo XVI el manjar blanco se hacía presente en la mesa criolla. Fue precisamente un plato como ese que enmascaró la dosis pertinente de arsénico que causó la muerte, en 1579, de Francisco de Carreño, gobernador general de la Isla; un comedor de plomo que, como dice Álvaro de la Iglesia en una de sus Tradiciones cubanas, no pudo digerir un dulce…”.

Años atrás se utilizó la plancha de hierro calentada al fuego para quemar la natilla. Como el trabalenguas de Pancha. En la niñez de la autora, todavía se usaba una plancha de hierro pequeña para los puños y los cuellos de las camisas. Era esa plancha la que se utilizaba asimismo para lanchar las Natillas y el Manjar blanco.

Eso se refleja en la obra de Lezama, cuando Doña Augusta dice al Coronel:

“Prepara las planchas para quemar el merengue, que ya falta poco para pintarle los bigotes al Mont Blanc”.

Propongo hoy además algunas recetas de Manjar Blanco.

Espero las disfruten.

Natilla de calabaza con maní

Ingredientes (4 servicios):

Tres tazas de puré de calabaza, ½ litro de leche, 4 huevos, 2 rajitas de canela, 2 cucharadas de maicena, 1½ taza de azúcar blanca y 1 taza de azúcar prieta, 2 tazas de maní, 1 cucharadita de vinagre, 1 pizca de sal.

Preparación:

Tueste el maní, límpielo y reserve media taza sin triturar. Triture no muy fino el resto.

Ponga en una batidora la calabaza, la leche, una taza de azúcar blanca, 4 yemas y dos claras de huevo, la maicena y la pizca de sal y bata hasta que quede todo unido. Ponga ese batido en una cacerola a fuego lento, añádale el maní triturado y deje que la composición espese. Viértala en una fuente y agregue el resto del maní por encima.

Ponga en un jarro la azúcar prieta y haga un caramelo. Cuando esté listo, échelo por encima a la natilla.

Con las dos claras que le quedan haga un merengue. Cuando tenga consistencia, añádale el vinagre, el azúcar a gusto y vuelva a batir hasta que se mezcle todo.

Con un tenedor tome porciones y páselo por la candela para quemarlos, colóquelos por encima del caramelo.

Manjar Blanco

Ingredientes (4 servicios):

Dos tazas y media de leche, 1 rajita de canela, 1tira de corteza de limón, 3 cucharadas de maicena, 1 taza de azúcar, 1 cucharadita de vainilla, una pizca de sal.

Preparación:

Ponga a la candela un jarro con dos tazas de leche, la canela, la corteza de limón, la sal y déjelo hervir.

Aparte en la media taza de leche diluya la maicena; añádasela a la leche caliente junto con el azúcar a su gusto. Mézclelo todo bien y déjelo a la candela hasta que tenga el espesor deseado a su gusto revolviéndolo constantemente. Añada la vainilla y revuelva por última vez. Sírvala en tazas individuales y polvoréelas con canela.

Otras variantes:

Espumoso: Bata dos claras de huevo, agréguele azúcar a gusto y viértalo en el manjar base. Bátalo y sírvalo en copas.

Con frutas: Cuando ya tenga hecho el manjar blanco base, tome una taza de frutas en conserva (mango, piña, fruta bomba) y agrégueselas por encima una vez servido.

Planchado: Hecho ya el manjar base, déjelo enfriar. Polvoréelo con azúcar blanca y quémelo con una plancha de hierro o flaméelo.

Manjar blanco. Foto: The cook monkeys. Manjar blanco. Foto: El Comidista/ El País.
Manjar blanco. Foto: The cook monkeys. Manjar blanco. Foto: El Comidista/ El País.
user-profile

Autor: Silvia Mayra Gómez Fariñas

[:]

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios