image_pdfimage_print
Tomado de: Radio Rebelde ||
La reapertura este viernes de la unidad de parto y cesárea del hospital provincial Abel Santamaría Cuadrado de Pinar del Río, permitirá a los familiares acompañar a las futuras madres durante parte el proceso de alumbramiento.
Segundo bebé nacido en la instalación recién remodelada en Vueltabajo

El local, cerrado durante cuatro años por su nivel de deterioro y ubicado en la segunda planta del bloque materno del centro, reabre sus puertas con óptimas condiciones higiénicas, constructivas y de mobiliario, para beneplácito de las gestantes sus acompañantes y el personal de salud que allí labora.

Según explicó la Licenciada en Enfermería, Benierys Valdés Martínez, jefa del departamento de parto, la renovada instalación posee tres salones de parto e igual número para cesárea con diferentes posiciones, lo que posibilita realizar varios alumbramientos a la vez, en una provincia que diariamente nacen una veintena de niños.

“En un primer momento se permitirá la entrada de un acompañante femenino a la sala de preparto y de recuperación, para que apoyen y ayuden a las gestantes en un momento trascendental de la vida de cualquier mujer”, señaló.

La también especialista en ginecobstetricia agregó, que inicialmente, no se permitirá el acceso a los salones de parto o cesárea de los acompañantes, pues esto requiere de una preparación adecuada de familiares o amigos de las futuras mamás , por lo que se prevén acciones de capacitación familiar para lograr este propósito.

No obstante, para pacientes como Lorena Martín Díaz, quien dio a luz mientras recorríamos la nueva instalación, contar con su mamá en la sala de preparto y luego en recuperación, tras dar a luz a su hija, fue un apoyo fundamental.

Durante el proceso inversionista que concluyó con la reapertura de esta unida de parto y cesárea, las gestantes pinareñas daban a luz en pequeños salones habilitados en la primera planta del bloque materno. Ahora, la nueva instalación deviene soporte estructural para que Pinar del Río mantenga o mejore la tasa de mortalidad infantil que hoy es de 2.3 por cada mil nacidos vivos, en tanto la materna se mantiene en cero.

Autor: Alina Cabrera Domínguez

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios