image_pdfimage_print

[:es]

NOTA AL LECTOR

Ponemos a su disposición, mediante el presente documento, un resumen de las principales regulaciones vigentes en materia aduanera. En él, se expone de manera sencilla, el contenido de las normas establecidas para realizar la importación y exportación de artículos o productos sin valor comercial por personas naturales mediante viajeros y envíos.

Debido a la diversidad y complejidad de estas reglas, hemos comprobado que muchas personas las desconocen o solo dominan el contenido de una parte de las mismas, lo cual es motivo de la comisión de infracciones y consecuentemente la aplicación de las medidas administrativas previstas en nuestra legislación, lo que puede ocasionar pérdidas de tiempo, disgustos y molestias de todo tipo que es posible evitar.

Nuestro interés es proveer a todas las personas, del conocimiento de las normativas que rigen el control de la aduana en la frontera, para facilitarles y agilizar las operaciones aduaneras, con la intención y el deseo de brindar un servicio de excelencia.

El documento que se publica, no constituye de por sí una fuente generadora de derecho. Es el resultado de una meticulosa búsqueda, actualización y necesaria consulta, con los órganos y organismos  de la Administración Central del Estado rectores de las materias reguladas por las normas que se exponen. Por lo anterior, sugerimos que si Ud. requiere hacer uso legal de las regulaciones que se citan, debe remitirse a las disposiciones jurídicas que resultan de aplicación.

En su elaboración, participaron compañeros de las diversas especialidades y órganos que integran el sistema aduanero. A su dedicación, particularmente a los que nos brindaron su experiencia adquirida en decenas de años de trabajo en la institución, dirigimos nuestra gratitud y respetuoso reconocimiento.

Amigo lector, si el trabajo que hoy depositamos en sus manos le resulta útil, al menos de una manera modesta, nuestro esfuerzo habrá tenido sentido y será motivo suficiente para sentirnos satisfechos.

Le reiteramos, que para responder cualquier duda, aclaración o nuevo asunto, estamos permanentemente   a   su   disposición.

Asimismo, si nos privilegiara con sus recomendaciones o críticas al presente documento, estas serán atentamente acogidas, en el interés de perfeccionar las ediciones que nos disponemos a publicar para usted en el futuro.

El incumplimiento de las disposiciones legales que integran la normativa aduanera, dará lugar a la aplicación de la medida administrativa que corresponda.

INTRODUCCIÓN

La Aduana General de la República, es un órgano de la Administración del Estado que tiene entre sus funciones principales la de participar en la elaboración   y   hacer   cumplir   las   disposiciones   relativas   a   regulaciones, restricciones   y   requisitos   especiales   aplicables   a   las   importaciones   y exportaciones por razones de protección económica, ambiental, sanitaria, patrimonial y de orden público.

La normativa aduanera se constituye fundamentalmente por el Decreto Ley No. 162 de Aduanas, de 3 de abril de 1996, el Decreto No. 277, de Infracciones Administrativas Aduaneras, de 25 de enero de 2005 y otras disposiciones legales de igual o inferior jerarquía, que ofrecen el marco legal necesario para la actuación aduanera.

Este material constituye un instrumento de consulta que permitirá conocer las principales regulaciones vigentes emitidas por los órganos y organismos de la Administración Central del Estado, que inciden en el control que ejerce la Aduana sobre las importaciones y exportaciones que sin carácter comercial realizan las personas naturales por las vías de pasajeros y envíos.

Toda persona debe conocer que los funcionarios de la Aduana se identifican con el emblema de la Aduana cubana en la manga izquierda del uniforme de color beige, con el nombre ADUANA sobre la tapa del bolsillo izquierdo y con un solapín que debe exhibir en la solapa derecha de la camisa, que contiene la  foto, nombre y apellidos y el número individual (bien visible) del que lo porta. Cualquier persona que no tenga el uniforme y los distintivos descritos, no es funcionario de la Aduana.

En los aeropuertos los supervisores utilizan un chaleco de color rojo con letras en amarillo, a los cuales los pasajeros pueden acudir para solicitar asesoría, así como plantear inquietudes y quejas sobre las regulaciones o la actuación de los funcionarios de Aduana.

PAGO DE LOS DERECHOS DE ADUANA

Nota aclaratoria: El pago de los derechos de aduana corresponde a la importación de artículos y productos que realiza el pasajero dentro del límite del valor establecido, lo cual no guarda relación con el pago que por concepto de flete, se realiza a la aerolínea o naviera por la transportación del equipaje.

 Tarifa progresiva aplicable para el cobro de los derechos de Aduana

La Resolución No. 222, emitida por la Ministra de Finanzas y Precios, de 22 de junio de 2012 y puesta en vigor a partir del 2 de agosto de 2012, exime del pago de los derechos arancelarios, en lo adelante aranceles, a los pasajeros que importen productos sin carácter comercial por un valor total de hasta cincuenta pesos con noventa y nueve centavos ($50.99) en cada viaje.

Los pasajeros que importen artículos en exceso de los cincuenta pesos con noventa y nueve centavos ($50.99) a que se refiere el párrafo anterior y hasta un   valor   de   mil   pesos   ($1000.00),   pagarán   una   tarifa   progresiva   en correspondencia con el valor de la importación, como se establece a continuación:

a) de $ 51.00 hasta $ 500.99 …………100 %      b) de $ 501.00 hasta $ 1 000.00 …………200 %

Si usted agota el valor total de importación permitido ($1000.00), en correspondencia con la tarifa progresiva deberá pagar por concepto de derechos de aduana, un total de ($1450.00) pesos.

Las tarifas del arancel se aplican sobre el valor total de la importación, la que en el caso de las misceláneas, se obtiene a partir de la igualdad peso-valor, la que es de 1 kg = 10.00 pesos, ello en caso de que se pesen las misceláneas. La importación de artículos electrodomésticos y otros que no clasifican como misceláneas se valoran de forma independiente.

La  mencionada Resolución No. 222 de 2012, dispone que  el pago de los aranceles, que realicen los pasajeros, será abonado en pesos cubanos (CUP), por los cubanos y extranjeros residentes permanentes en el territorio nacional en la primera importación en un año calendario (1ro  de enero al 31 de diciembre).

En la segunda importación y las siguientes que se realicen dentro del año calendario, el cálculo de los aranceles a pagar se realizará en pesos convertibles (CUC), y se aportarán en pesos cubanos (CUP), según la tasa de cambio vigente para las operaciones de venta de CUC a la población, por los cubanos y extranjeros residentes permanentes en el territorio nacional.

Las personas naturales extranjeras y cubanas residentes en el exterior efectuarán el pago de los aranceles, en pesos convertibles (CUC), aplicando la tarifa correspondiente.

 Cuando los pasajeros realizan la importación de artículos que no forman parte de sus efectos personales y que están sujetos al pago de los derechos de aduanas, deben pagar dos ($2.00) pesos por el servicio que brinda la Aduana durante el despacho.

El pago de los derechos y servicios se realizan en las cajas de las Casas de Cambio, CADECA en forma abreviada, habilitadas a estos efectos.

El pasajero puede cooperar en la agilidad del despacho y evitarse molestias innecesarias, para ello, se recomienda traer los artículos electrodomésticos o duraderos y medicamentos, que no clasifican como misceláneas, separados del resto de los artículos que conforman el equipaje; y en caso de no traerlos por separado, comunicarlo al inspector de aduana antes de dirigirse a la báscula para efectuar el pesaje.

Cómo pueden ser los equipajes de los pasajeros

  1. a) Acompañado: aquel que el pasajero lleva o trae consigo a su salida o arribo al país por la terminal aeroportuaria o portuaria, en el mismo medio de transporte en el que viajó, cuyo despacho se realiza previa presentación de los ticket de equipaje expedidos por la aerolínea en el momento del chequeo del equipaje facturado, el que también comprende los objetos y artículos que el pasajero lleva o trae en sus manos (equipaje de mano).
  2. b) No acompañado: aquel que llega o sale antes o después de la fecha de salida o arribo del pasajero, por la vía aérea o marítima y que se despacha en la propia terminal por donde se produjo el arribo del pasajero o en el área de carga de la terminal aeroportuaria o los depósitos habilitados a esos efectos en las terminales marítimas, cumpliendo además los requisitos siguientes:
  • pertenecer a una persona que realmente haya viajado a Cuba;
  • embarcado en el mismo país de procedencia del pasajero;
  • despachado o embarcado en el país de origen por el propio pasajero o en su nombre;
  • estar consignado al propio pasajero; y
  • no haber transcurrido desde la fecha de llegada al país del propio pasajero más de treinta días (30), si el equipaje arriba por vía aérea, ni más de sesenta (60) días si el arribo es por vía marítima.

De no cumplir los requisitos mencionados, las pertenencias del pasajero no clasificarán como equipaje no acompañado por lo que su carga recibirá el tratamiento de envío, categoría que será explicada con posterioridad.

El cobro de los derechos de aduanas por la importación del equipaje no acompañado, se realizará teniendo en cuenta el valor de importación ya consumido por el pasajero y los derechos de aduanas pagados a su entrada al país por la terminal aeroportuaria o portuaria, cuya suma no podrá exceder del límite de importación establecido, que es de mil ($ 1000.00) pesos.

Otras cuestiones que deben conocer los pasajeros

Las personas naturales, en su condición de pasajeros, no están autorizados a transportar consigo donaciones.

Las personas naturales en su condición de pasajeros no están autorizadas a transportar consigo encomiendas para otras personas naturales o jurídicas. Se entiende por encomiendas las mercancías, bultos o paquetes, remitidos desde el extranjero para terceras personas utilizando al pasajero para que las transporte.

Menores de edad

Los menores de edad pueden realizar importaciones y exportaciones en su condición de pasajeros, siempre y cuando arriben o salgan del país con 10 años de edad cumplidos y se hagan representar por una persona mayor de edad en el acto del despacho. Los pasajeros menores de edad que no hayan cumplido los 10 años, no están autorizados a realizar importaciones y exportaciones, solo pueden traer o llevar consigo, en su equipaje, los efectos personales de acuerdo a la edad, el motivo del viaje, y días de estancia en el país o en el extranjero.

Nota aclaratoria: Durante el despacho de los pasajeros menores de edad los juguetes se consideran como parte de sus efectos personales siempre y cuando sean despachados en presencia del menor y se trate de cantidades razonables.

Todo pasajero debe conocer que los menores de 18 años de edad, para efectuar importaciones  y  exportaciones   sin   carácter   comercial,   tienen   que   ser representados por una persona mayor de edad en el acto del despacho.

Las personas naturales que infrinjan lo establecido en la legislación aduanera o en las disposiciones legales de otros organismos que resultan de aplicación por la Aduana, pueden incurrir en las figuras delictivas.

Los pasajeros deben conocer que todos los productos que se importen, incluso aquellos que se encuentran exentos del pago de los derechos y que no formen parte de sus efectos personales, deben declararse a la Aduana en la forma establecida. Esta declaración podrá ser verbal o escrita según se determine por la Aduana en el momento del despacho. En caso de producirse algún olvido u omisión y siempre que no haya mala fe, el pasajero podrá corregir la información brindada mediante una declaración verbal en el momento en que se vaya a comenzar el control de su equipaje o durante la ejecución de esta acción.

MENAJE DE CASA

La definición y los requisitos para el despacho del menaje de casa se  encuentran regulados en la Resolución No. 122, del Jefe de la Aduana General  de la República, de 24 de marzo de 2009.

Incluye los enseres domésticos tales como los artículos, muebles y enseres que  no teniendo el carácter de efectos personales sirven para el uso o comodidad doméstica.

El menaje no incluye bombas o motores, alimentos, material de construcción o reparación de viviendas, accesorios y piezas de repuesto de cualquier tipo, máquinas,   herramientas,   muebles   sanitarios,   cercas,   pinturas,   vehículos automotores, embarcaciones, aeronaves y sus partes, piezas y accesorios y cualquier otro que no clasifique como enseres domésticos de los comprendidos en los antes mencionados.

No se acepta la importación por concepto de menaje, de artículos cuya  importación al país no se encuentra autorizada, o que estando sujetos a permiso o autorización de organismo competente, no cumplan con dicho requisito, y de artículos que no estén comprendidos en la clasificación de menaje de casa. Para la autorización del menaje en lo que respecta a cantidades de artículos (enseres y mobiliarios), se tendrá en cuenta que dichas cantidades se correspondan con los espacios habitacionales de la vivienda al cual están destinados. En el caso de los equipos electrodomésticos solo se admitirán exentos del pago, dos (2) equipos de cada tipo. El menaje de casa debe ser embarcado hacia Cuba en el mismo país de donde procede la persona.

Los artículos que no clasifiquen como Menaje de Casa, se despacharán excepcionalmente como envío, hasta el límite de importación que para cada caso corresponde y previo pago de los derechos de aduanas que procedan. En el caso de artículos que no clasifiquen como misceláneas, solo se permitirá la importación de dos de cada tipo.

Ejemplo: Bicicletas.

Las personas naturales con derecho a importar menaje de casa son los que a continuación se relacionan:

  • Extranjeros que adquieren su residencia de forma permanente en el territorio nacional, por una sola vez, los que disponen de un término de 6 meses contados a partir de serle otorgada la residencia permanente en el país.
  • Extranjeros no residentes permanentes en el territorio nacional, que adquieran en propiedad o arrienden viviendas o apartamentos, en las inmobiliarias autorizadas, por una sola vez, en este caso, pueden ejercer el derecho para importar el menaje siempre que el contrato esté vigente y no hayan ejercido ese derecho con anterioridad.
  • Residentes permanentes en el territorio nacional, a su regreso definitivo después de haber salido a trabajar o estudiar en el extranjero, en función o misión oficial, por un período de dos años o más, por una sola vez en cada misión y disponen de un término de 6 meses contados a partir de su regreso después de concluida la misión para ejercer el derecho a la importación de menaje de casa.
  • Cubanos con permiso de residencia en el extranjero, cuando cancelan dicho permiso y vienen a residir permanentemente en Cuba, siempre que la permanencia en el extranjero haya sido por dos años o más, por una sola vez y disponen de un término de 6 meses contado a partir de la fecha en que fue otorgada la residencia permanente para ejercer el derecho a la importación de menaje de casa.
  • Funcionarios del servicio   exterior   de   la   República   de   Cuba,  con   la correspondiente franquicia expedida por el Ministerio de Relaciones Exteriores y disponen de un término de 6 meses contado a partir de la fecha de su regreso al país para ejercer el derecho a la importación de menaje de casa.
  • Cualquier otra persona amparada en las disposiciones legales que se dicten por organismo competente.

El menaje de casa se encuentra exento del pago de los derechos de aduana, debiendo el interesado abonar únicamente el impuesto que corresponda por concepto de servicios de aduana prestados.

Resolución No. 43 del Ministro de Finanzas y Precios de 7 de diciembre de 1998.

La Resolución No. 302, de 3 de julio de 2002, del entonces Ministro de Finanzas y Precios, exime del pago de los derechos de aduana por una sola vez, los menajes de casa que importen los cooperantes extranjeros que permanezcan en Cuba por un período superior a un año como parte de convenios de colaboración suscritos por nuestro país.

Para gozar de la exención deberá acreditarse dicha condición en el momento del despacho.

Cuando los cooperantes extranjeros alquilen en casas particulares o en hoteles, se excluye el mobiliario de la exención otorgada.

La persona con derecho a despachar el menaje deberá contratar los servicios de una agencia de aduanas para que lo represente en todos los trámites relativos al despacho de la carga.

[:]

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios