Refuerzan la vigilancia y control del caracol gigante africano en Matanzas

image_pdfimage_print

Tomado de: Cubadebate

Donde se encuentren ejemplares de caracol gigante africano, es necesario que se sean colectados con el uso de guantes o bolsas de nailon para proteger las manos, nunca con las manos desnudas. Foto: Vicente Brito/ Escambray.

Autoridades de Sanidad Vegetal (SV), de conjunto con instituciones de Salud Pública, refuerzan la vigilancia y control del caracol gigante africano en la occidental provincia de Matanzas, informó hoy una fuente oficial.

Alberto Perdomo, jefe del Departamento de SV en el territorio matancero, señaló a la prensa que hasta la fecha no se reportan afectaciones económicas a las áreas de producción agrícola.

Perdomo precisó que se ha detectado la presencia de esta especie exótica invasora en áreas del antiguo central Humberto Álvarez, municipio de Cárdenas; en la zona de San Antonio de Cabezas (Unión de Reyes) y en el municipio de Perico.

Una acción masiva comunitaria de representantes de organismos y entidades estatales en Humberto Álvarez, posibilitó colectar tres mil 480 ejemplares, según precisó un informe de la Delegación provincial de la Agricultura, reseñado por la emisora Radio 26.

“En las Lomas de Cabezas, (zona buena productora de tomate y otras renglones del agro), se han descubierto hasta la fecha mil 940 ejemplares, y en los últimos días solamente se colectaron cinco después del saneamiento del área”, destacó Perdomo.

Añadió que se han establecido puntos de observación o campos estacionarios a lo largo de la región de Matanzas, y también se amplía el rastreo en las áreas aledañas a la Autopista Nacional.

“El caracol gigante africano puede afectar a más de 250 especies de plantas, y una cifra superior a los 120 cultivos, entre ellos el plátano, la yuca (mandioca) y la frutabomba (papaya) por lo que representa una amenaza para la agricultura“, expresó Perdomo.

De alta voracidad, come hojas, flores, frutas, tallos, cortezas, madera, semillas, granos, nueces, algas e incluso otros caracoles, además el achatina fulica (nombre científico) “es mayormente activo en la noche, por lo que se dificulta eliminarlo”, comentó.

Se halla entre las 100 especies más dañinas reportadas en el orbe, y constituye una amenaza para la agricultura y la salud humana.

Autor: Cubadebate

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •