image_pdfimage_print

Se cumplen en estos días —ayer, sábado 4, para ser exactos— 142 años de la muerte de Henry Reeve. Aunque le llamaban el Inglesito, había nacido en Brooklyn, Estados Unidos, y por eso  Ignacio Agramonte le decía Enrique el americano. Fue uno de los dos estadounidenses que alcanzó las estrellas de General en el Ejército Libertador cubano, en el que se alistó como soldado raso. Su nombre se ha hecho muy familiar en la Cuba de hoy porque con él se bautizó el contingente médico que presta servicios en países víctimas de desastres naturales.

Origen: Reeve, el Inglesito – Juventud Rebelde – Diario de la juventud cubana

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios