image_pdfimage_print

[:es]

Tomado de: Juventud Rebelde ||

Representantes de movimientos sociales, organizaciones políticas de izquierda, así como intelectuales, se unen para agradecer la noble labor de nuestros médicos

Médicos

Sao Paolo, Brasil.— Mientras continúa el regreso de los médicos cubanos desde Brasil, representantes de movimientos sociales, organizaciones políticas de izquierda e intelectuales, se unen para agradecer la vocación humanista de los cerca de 20 000 colaboradores que durante estos cinco años pasaron por el gigante sudamericano y atendieron a 113 millones 359 000 pacientes, en más de 3 600 municipios.

«Hoy millones de personas quedaron sin médicos, ninguno es cubano» y «Gracias hermanos, otra salud pública es posible», decían algunos de los carteles que mostraron miembros del Movimiento Paulista de Solidaridad con Cuba (MPSC) y de la Unión de la Juventud Socialista (UJS), al despedir a nuestros profesionales en el aeropuerto internacional Gobernador André Franco Montoro, más conocido como Guarulhos.

Viviana Méndez, presidenta del MPSC, aseguró que Cuba se retira en acto de dignidad frente a las amenazas y provocaciones del recién electo presidente brasileño Jair Bolsonaro, a la integridad física de los que aquí participaban en el programa Más Médicos e iban a los sitios donde los galenos brasileños no querían ir, ni lo van a hacer ahora.

Estamos preocupados con la pérdida de cobertura sanitaria en cientos de localidades del país carioca, aseguró la destacada líder, a la vez que reconoció la seguridad, el respeto, la profesionalidad, así como la sinceridad con que fueron atendidos los brasileños, quienes confiaron desde un primer momento en los galenos cubanos.

Otros amigos de la Mayor de las Antillas aseguraron que el programa Más Médicos, creado por el Gobierno del Partido de los Trabajadores en 2013, fue una conquista social y justificaban sus declaraciones al argumentar que los galenos actuaron en la atención básica con prevención y promoción de salud, así como también control de enfermedades transmisibles.

Los integrantes de la UJS fundamentaron que la decisión manifestada por la Isla no representa una posición unilateral e ideológica, como se pretende decir, sino que  es la respuesta a declaraciones inconsecuentes de una nueva administración, cuyos desdoblamientos traerán sin duda enorme perjuicio social en aquellos sitios más necesitados.

Precisamente, ese sentimiento lo compartía también el destacado periodista, político y escritor brasileño Fernando Morais, quien aseguró que la decisión tomada por Cuba es «una actitud digna, que nos hace sentirnos orgullosos de ser amigos de la Revolución Cubana» y que «al mismo tiempo nos deja profundamente melancólicos, porque sabemos que quien va a pagar por eso son los pobres, quienes se encuentran esparcidos por millares de ciudades en los confines brasileños».

El destacado intelectual manifestó que Cuba ha soportado en casi 60 años agresiones diplomáticas, económicas y militares de la nación más agresiva que haya conocido la humanidad, pero ha aguantado y resistido. «No será un Gobierno como este de Brasil el que conseguirá que Cuba baje la cabeza».

user-profile

Autor: Datos del autor del Post

[:]

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios