[:es]Historia de la Cooperación[:]

[:es]Cuba, tiene una amplia experiencia en cooperación internacional en el campo de la salud, tiene sus antecedentes en la época de la colonia, donde varios médicos cubanos partieron hacia otros países, alistándose como soldados en luchas independentistas, donde se manifiesta el espíritu solidario e internacionalista. Se pueden citar ejemplos como: Dr. Antonio Lorenzo – Luaces de Iraola que participó en la Guerra de Secesión Norteamericana, Dr. Manuel García – Lavín y Chapotín en la guerra franco – prusiana en la que se le concedió la legión de honor de Francia y Dr. Luis Díaz Soto que participó en la lucha del pueblo español contra el fascismo en la guerra civil de 1936-1939.

Notables profesionales médicos hicieron importantes aportes y contribuciones al desarrollo de la salud a través de organismos internacionales en diferentes etapas como son: Hugo Roberts Hernández, Mario García-Lebredo Arango, Arístides Agramante Simoni, Francisco María Fernández y Juan Guiteras Gener sanitarista cubano, quien se desempeñó como vocal de la Oficina Sanitaria Internacional en 1902, hoy Organización Panamericana de la Salud.

Desde el inicio de la etapa revolucionaria, se establecieron un grupo de prioridades referentes a la salud, producto de ello se comenzaron a realizar importantes reformas a partir de 1960, como parte fundamental de las transformaciones de este período y en respuesta al respeto más absoluto de uno de los derechos humanos fundamentales de todo ciudadano. En ese mismo año se produce la primera ayuda solidaria recogida en la etapa revolucionaria. No obstante, se enfrentaron obstáculos como el bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos, que limitaron el desarrollo de la salud.

La Constitución de la República establece el derecho a la protección de la salud, donde a todos se les atienda y proteja ante la enfermedad. El 13 de julio de 1983 se aprobó por la Asamblea Nacional del Poder Popular la Ley Nº 41, Ley de la Salud Pública, en la cual se expresan todas las acciones para garantizar la protección de los ciudadanos cubanos y dicta un conjunto de disposiciones que conforman el cuerpo jurídico de la salud pública cubana. Todo lo refrendado en esta ley se garantiza y asegura plenamente por el Estado sin ningún tipo de discriminación de sexo, raza, edad y origen nacional.

La garantía de atención médica gratuita a toda la población cubana se convirtió, desde los inicios de la Revolución, en uno de los retos sociales fundamentales. Esto se corresponde con la esencia humanista y de justicia social que caracteriza el proceso revolucionario.

 La cooperación cubana se encuentra en correspondencia con las estrategias de cooperación mundial, liderada por Naciones Unidas y responde a las solicitudes y necesidades de los países.

Etapa 1960-1970

No obstante a todas las limitaciones del país en el momento del triunfo revolucionario, Cuba ofrece su primera ayuda médica internacional, en mayo de 1960, al enviar una brigada de médicos a Chile por el terremoto, con el acompañamiento del entonces senador, Salvador Allende.

Fue así, que comenzó tan importante actividad, ante catástrofes climatológicas. Hay que recordar que en 1960-1961 se produjo un éxodo importante de profesionales de la salud de una cifra aproximada de 6 mil, quedó en el país el 50 % de la misma hecho, que de alguna manera, afectó la infraestructura sanitaria ya débil y sola para aquellos que tenían los recursos para acceder a ella. Producto de ello el gobierno cubano priorizó la formación de médicos y enfermeras con el mínimo de recursos para prepararlos.

Se establecieron los principios del Sistema de Salud Cubano tales como: la salud es un derecho del pueblo, es responsabilidad del estado, accesible, equitativa, la práctica tendrá una sólida base científica, con orientación preventiva, participación social y comunitaria; así como la solidaridad internacional.

Desde 1961, el gobierno cubano otorga becas para la formación de profesionales y técnicos en el ámbito de la salud, fundamentalmente a países del tercer mundo, como parte de la política exterior emprendida por el estado cubano en materia de cooperación.

El 17 octubre del año 1962, en la inauguración del Instituto de Ciencias básicas y pre clínicas “Victoria de Girón”, el Comandante Fidel Castro Ruz, anuncia al pueblo cubano, la decisión de brindar ayuda en el campo de la salud al pueblo argelino.

…“y por eso nosotros, conversando hoy con los estudiantes, les planteábamos que hacen falta 50 médicos voluntarios para ir a Argelia, para ir a Argelia a ayudar a los argelinos (APLAUSOS). Y estamos seguros de que esos voluntarios no faltarán. Cincuenta nada más. Estamos seguros de que se van a ofrecer más, como expresión del espíritu de solidaridad de nuestro pueblo con un pueblo amigo que está peor que nosotros, ¡peor que nosotros!  Claro, hoy podemos mandar 50; dentro de 8 ó 10 años no se sabe cuántos, y a nuestros pueblos hermanos podremos darles ayuda. Porque cada año que pase tendremos más médicos, y cada año que pase más estudiantes ingresarán en la Escuela de Medicina; porque la Revolución tiene derecho a recoger lo que siembra, y tiene derecho a recoger los frutos que ha sembrado”.

A partir de 1963 Cuba desarrolla una colaboración sistemática e institucional con los países que se incrementó vertiginosamente: a Argelia y Viet-Nam desde ese año, Malí en 1965, Congo (Brazzaville) en 1966, Guinea (Conakry) en 1967.

Todo de forma simultánea con las transformaciones económicas, políticas y sociales que el país impulsa en estos momentos. La evolución de la colaboración médica cubana se caracteriza por la influencia de aspectos internos y externos en el país y la proyección en base a estos de la política exterior. En todos esos países la colaboración médica se mantiene en forma totalmente desinteresada, Cuba es un ejemplo sin paralelo en la historia de las relaciones internacionales, si se toma en cuenta que nuestro país no ha alcanzado aún su completo desarrollo económico.

Etapa 1970 – 1980

El prestigio de la medicina revolucionaria cubana facilitó que Estados con recursos naturales y económicos importantes para pagar ese tipo de cooperación a países desarrollados con larga tradición cultural y buenas relaciones políticas, prefieran solicitarla a Cuba. Por ello, Irak desde 1978, Libia desde 1979 y Kuwait desde 1985, adoptaron esta forma de cooperación. Además, Angola y Argelia, desde 1978, la mantienen hasta la actualidad, bajo acuerdos de intercambios de recursos y servicios ventajosos para ambas partes con una importante retribución económica (Asistencia Técnica Compensada).

Etapa 1980 – 1990

Dado la guerra que desde 1980 sostiene Irak con Irán y las amenazas y agresiones que viene sufriendo Angola por parte de África del Sur, en 1983 por decisión de Gobierno cubano se pasó de nuevo a la ayuda técnica no compensada para ambos países, con lo que Cuba dio otro ejemplo sin paralelo de solidaridad con los pueblos amigos.

Etapa 1990 – 2000

En la década del 90 producto de la desintegración del campo socialista de la Unión de Repúblicas Socialista Soviética, comienza en el país el período especial y surge una nueva modalidad de cooperación en busca de mejorías económicas para el pueblo cubano que se denominaron misiones internacionalistas compensadas, donde se contrataba de forma directa al colaborador y Cuba recibía, un por ciento, por concepto de remesas (Sudáfrica, Brasil, Yemen, Jamaica).

 

En esta misma década (1998-1999) a producto de desastres naturales los ciclones e intensas lluvias que azotaron fuertemente a la región centroamericana surge el Programa Integral de Salud (PIS), por idea del Comandante Fidel Castro Ruz.

 

Entre los países más afectados se encontraban Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador, además de otros del área Centroamericana y el Caribe como Belice, Haití y República Dominicana, estos dos últimos sufrieron dos meses antes el paso del huracán George.

 

Dentro de los elementos que caracterizan la cooperación que establece Cuba con otros países se puede mencionar:

  • Cuenta con consenso nacional y voluntad política, eje importante en el desarrollo de la política exterior cubana como vía para la verdadera integración.
  • Se canaliza mayoritariamente a través de gobiernos centrales y locales, busca fortalecer o crear la infraestructura que permita la sostenibilidad.
  • El 80% de la Cooperación aporta capital humano altamente calificado, con vocación humanista y de servicios, estimula la formación de recursos humanos y la transferencia de moderna tecnologías.
  • Se desarrolla a partir de la suma de potencialidades entre los países involucrados, sin fines de lucro.
  • Sigue el principio de responder a las necesidades planteadas por las autoridades de los países receptores de la ayuda.
  • Se desarrolla rápidamente, sin grandes formulaciones. Se firman convenios de cooperación, en la que los expertos facilitan el trabajo.
  • Por su naturaleza institucional, intenta beneficiar el mayor número de población posible y se desarrolla en las zonas más postergadas.

 [:en]

ANTECEDENTES DE LA COOPERACIÓN MÉDICA CUBANA EN EL MUNDO

Desde el 1ro. de enero de 1959, fecha en que triunfa la Revolución Cubana, la República de Cuba ha exhibido una política solidaria y humanista hacia los pueblos y países del tercer mundo.  Esa proyección cobró particular realce a partir de la ayuda prestada a países que sufrieron afectaciones graves por efectos de desastres naturales. Esa colaboración brindada por Cuba no ha estado determinada por factores políticos, ni condicionamientos de ningún tipo. Ha sido ofrecida incluso a Estados con los que Cuba no mantenía relaciones diplomáticas. A comienzos de los años 60, Cuba inicia sus primeros pasos en la colaboración internacional, con el arribo al país de  numerosos grupos de becarios procedentes de África, Asia y América Latina para cursar estudios en diferentes especialidades de nivel medio y superior, fundamentalmente de la República de Guinea, Congo, Vietnam, Chile y posteriormente de Angola, así como con el envío de las primeras brigadas de colaboradores cubanos a Argelia, Guinea y Tanzania.

En mayo de 1960, Cuba ofrece su primera Ayuda Médica Internacional  a Chile para atender los afectados por el terremoto. Se envió un hospital de campaña con capacidad quirúrgica con ocho toneladas de equipos e insumos médicos y una brigada de 25 colaboradores.

argelia1960-1

 

 

[:pb]

ANTECEDENTES DE LA COOPERACIÓN MÉDICA CUBANA EN EL MUNDO

Desde el 1ro. de enero de 1959, fecha en que triunfa la Revolución Cubana, la República de Cuba ha exhibido una política solidaria y humanista hacia los pueblos y países del tercer mundo.  Esa proyección cobró particular realce a partir de la ayuda prestada a países que sufrieron afectaciones graves por efectos de desastres naturales. Esa colaboración brindada por Cuba no ha estado determinada por factores políticos, ni condicionamientos de ningún tipo. Ha sido ofrecida incluso a Estados con los que Cuba no mantenía relaciones diplomáticas. A comienzos de los años 60, Cuba inicia sus primeros pasos en la colaboración internacional, con el arribo al país de  numerosos grupos de becarios procedentes de África, Asia y América Latina para cursar estudios en diferentes especialidades de nivel medio y superior, fundamentalmente de la República de Guinea, Congo, Vietnam, Chile y posteriormente de Angola, así como con el envío de las primeras brigadas de colaboradores cubanos a Argelia, Guinea y Tanzania.

En mayo de 1960, Cuba ofrece su primera Ayuda Médica Internacional  a Chile para atender los afectados por el terremoto. Se envió un hospital de campaña con capacidad quirúrgica con ocho toneladas de equipos e insumos médicos y una brigada de 25 colaboradores.

argelia1960-1

 

 

[:]