¿Por qué es necesario dormir bien?

image_pdfimage_print
[:es]
Tomado de: Cubahora ||

Dormir bien es fundamental para la salud física y mental. Lo hace sentirse descansado y alerta.

Cuando se duerme no se apaga su mente y el cuerpo,  pues mientras tanto sus órganos y sistemas continúan su trabajo.

Dormir adecuadamente

Dormir adecuadamente mantiene en forma todos los aspectos de su cuerpo de una forma u otra, tanto desde el punto de vista energético como del molecular, así como también la siempre importante función intelectual, el estado de alerta y el buen humor.

CUANDO HAY FALTA DE SUEÑO

La falta de sueño crónica, es aquella que dura al menos tres noches por semana durante más de un mes, y puede desencadenar serios problemas durante el día como mucho cansancio, irritabilidad y dificultad para concentrarse.

Cuando una persona tiene falta de sueño y se siente cansada, disminuye su rendimiento. La pérdida de sueño daña los niveles superiores de razonamiento, la capacidad de resolver problemas y la adecuada atención a los detalles.

Las personas que se sienten cansadas por falta de sueño son menos productivas en el trabajo. Tienen más probabilidades de sufrir accidentes de tránsito y esta también influye sobre el humor, capaz de afectar las buenas relaciones con los demás. De mantenerse esta situación, con el paso del tiempo pudiera aumentar las probabilidades de sufrir depresión.

La falta de sueño aumenta el riesgo de padecer obesidad, enfermedades del corazón e infecciones. Investigaciones recientes han demostrado cómo una falta de sueño sistemática puede producir situaciones parecidas a la diabetes en quienes con un buen dormir serían saludables.

CUANDO SE DUERME BIEN

Dormir bien lo ayuda a pensar con más claridad, a tener mejores reflejos y a concentrarse mejor. La persona que ha descansado bien se encuentra funcionando de diferente manera en relación a quienes siguen con pocas horas de sueño por noche.

Un buen sueño influye favorablemente en  las hormonas del crecimiento y del estrés, el sistema inmunitario, el apetito, la respiración, la presión arterial y la salud cardiovascular.

Durante un buen dormir, la frecuencia cardíaca, la frecuencia de respiración y la presión arterial suben y bajan, un proceso que puede ser importante para mantener  la salud cardiovascular. Al mismo tiempo el cuerpo libera hormonas que ayudan a reparar las células y a controlar el uso de la energía corporal; y estos cambios hormonales pueden influir en su peso corporal.

En estudios recientes se ha descubierto que el sueño puede afectar la eficacia de las vacunaciones pues las personas que descansaban bien y recibían la vacuna contra la gripe desarrollaban una protección más fuerte contra la enfermedad.

LAS HORAS NORMALES DE SUEÑO

Las necesidades de sueño de cada cual varían, aunque en promedio, un adulto necesita entre 7 y 8 horas de sueño por noche. Los bebés generalmente duermen unas 16 horas diarias. Los niños pequeños necesitan unas 10 horas de sueño, mientras los adolescentes precisan, al menos, 9 horas.

Aunque para conseguir el máximo de los beneficios resultante del sueño, resulta muy importante lograr una noche completa de sueño de calidad.

INTERFIEREN CON UN BUEN DORMIR

Muchas cosas pueden interferir con un buen  sueño, como son las preocupaciones, reales o agigantadas por uno mismo. También ver tarde en la noche, en la televisión o la computadora, programas o películas de contenidos estresantes o deprimentes, consumir sustancias estimulantes tales como la cafeína, drogas o algunos medicamentos, o la adicción al tabaquismo. La luz de televisores, teléfonos celulares, tabletas y lectores electrónicos pueden evitar que uno se duerma con facilidad.

A medida que una persona envejece se puede dormir menos, y es posible que no duerma lo suficiente debido a enfermedades, medicamentos o diversos trastornos en el sueño, necesarios de ser tratados por un especialista.

A veces la falta de sueño se puede resolver con  un medicamento, pero es necesario consultar antes con un médico antes de probar con algún somnífero y su dosis; en muchos casos es posible que este tipo de fármacos lo dejen poco revitalizado por la mañana.

Entre algunos de los tratamientos más comunes, inocuos y efectivos, se encuentran la relajación y las técnicas de respiración profunda.

Quienes roncan ruidosa y crónicamente y se despiertan ahogados o con la respiración entrecortada, y durante el día se sienten soñolientos, deben consultarlo con un médico en busca de orientación y consejos.

Descansar durmiendo bien se encuentra entre las cosas esenciales para la salud. Para que cada día sea seguro y productivo, debe asegurarse de que duerme bien, todos los días de su vida, sin nada capaz de espantarle su buen dormir.

user-profile

Autor: Dr. Alberto Quirantes Hernández

[:]
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •