Objetivo fundamental: “salvar vidas”

image_pdfimage_print

La lucha contra el ébola en África occidental. Fueron 17 000 los profesionales del sistema de Salud cubano que manifestaron su disposición de partir a Sierra Leona, Guinea Conakry y Liberia. Al encuentro con un virus peligroso y desconocido, marcharon 256 médicos y enfermeros de la Isla, y quizá nunca antes brilló tan alto el nombre de la Medicina cubana y uno en especial, “Henry Reeve”. Objetivo fundamental: “salvar vidas”.

En el 2005; el artífice de esta obra, Fidel, dijera:

“Ante ustedes esta humanidad un día tendrá que inclinarse, ante ustedes tendrán que inclinarse las futuras generaciones…”, no se equivocaba.

Ustedes han estado donde más se les ha necesitado y no han fallado. ¡Felices 16 años de vida! Objetivo fundamental: “salvar vidas”

Por su lado hoy, las Brigadas Henry Revee ante la COVID-19, como dignos representates de su país, esparcen por el mundo muchísimo amor, solidaridad, internacionalismo y humanismo.

Asimismo, logran el bienestar común de las personas, y una excelente asistencia médica; mientras, sus pacientes, agradecen haber logrado no solo la cura, si no también calidad de vida.

Henry Reeve

Nació en Brooklyn (Nueva York) el 4 de abril de 1850, hijo de Alexander Reeve y Maddie Carroll.

Tuvo una modesta participación en la Guerra de Secesión de los Estados Unidos. Fue tamborilero del Ejército de la Unión.

Al enterarse del alzamiento en Cuba iniciado en La Demajagua por Carlos Manuel de Céspedes en octubre de 1868, se ofreció voluntariamente como expedicionario, y arribó a la Isla en 1869, a bordo del Perrit.

Luego, luchó junto a lo cubanos, durante la Guerra de los Diez Años. Alcanzó el grado de Brigadier del Ejército Libertador de Cuba, y murió en Yaguaramas, Cuba, el 4 de agosto de 1876.

Tomado de la página en Facebook del Ministro de Salud Pública, Dr José Angel Portal Miranda.

https://salud.msp.gob.cu/fidel-nos-lego-la-idea-y-la-esperanza-que-reparte-un-contingente-especializado-en-situaciones-de-desastres-y-graves-epidemias/

Artículos relacionados:

La anestesiología es ciencia y arte

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top