Motivo de orgullo para Cubacoopera el apoyo del Consejo Mundial por la Paz

image_pdfimage_print

Para el personal de Cubacoopera en la Isla y en el exterior, es motivo de orgullo y también un mayor compromiso para seguir preservando la Salud de la humanidad que, el Consejo Mundial por la Paz ratificara nuevamente su apoyo a la propuesta de otorgar el Premio Nobel de la Paz al contingente médico cubano Henry Reeve, en reconocimiento a su histórica labor humanitaria.

En una carta enviada a Berit Reiss-Andersen, presidenta del comité noruego del galardón, el organismo internacional indica que “la pandemia de la COVID-19 es otro ejemplo de cuán esencial resulta la solidaridad internacional en la promoción de una paz justa y en el alivio del sufrimiento de las personas durante las emergencias”, informa la agencia de noticias Prensa Latina.

Y en este sentido, señala, se distingue como el más sincero paradigma el trabajo que el contingente médico cubano Henry Reeve realiza desde mucho antes de anunciarse el brote de la COVID-19.

Para el Consejo, ese hecho conlleva a solicitar a que ‘reconozca cuán valiente y ejemplar es el esfuerzo del grupo concediéndole el Premio Nobel de la Paz’.
Destaca que actualmente diversas brigadas médicas cubanas salvan vidas en 24 países en América Latina y el Caribe, en 27 africanos, dos en el Medio Oriente y siete en Asia.

Recuerda que la medicina de la Isla brinda asistencia médica humanitaria hace unos 60 años, incluso, enfrentada a desafíos económicos extremos que también duran más de seis décadas e imponen serias privaciones al pueblo cubano.

Aun así, remarca la organización no gubernamental, ‘los cubanos han superado esta barrera para mostrar al mundo la mejor forma de construir la paz y puentes, de manera que otros pueblos puedan tener la oportunidad de vencer sus propios desafíos y no perder sus vidas antes de lograrlo’.

Firmada por su presidenta Socorro Gomes, la misiva insiste en que el trabajo de la Henry Reeve resulta ‘clave en la construcción de paz en medio de conflictos violentos y estructurales, y en crear condiciones para que las personas puedan tener cubiertas sus necesidades más básicas en condiciones de desastres y de extrema pobreza’.

Por este compromiso basado en fuertes principios con la paz y la solidaridad convertidos en una acción concreta y comprobable, la medicina cubana está más que calificada para recibir el galardón internacional, remarca el texto, amplificado por medios locales y asociaciones de amistad, refiere el despacho noticioso fechado en Brasilia.

Subraya que, “en representación de docenas de comités nacionales en aproximadamente 100 países que son miembros de consejo mundial, nos unimos a innumerables otras organizaciones, parlamentarios y personas diversas, en respaldar la nominación del contingente Henry Reeve para el Premio Nobel de la Paz”.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top