Jefes de Estado en la 9 Reunión Regular de Caricom

Momento de hermandad caribeña

image_pdfimage_print

En el Restaurante «Sugar Mill» del hotel Half Moon tuvo lugar, en la tarde de este jueves, un encuentro  calificado de histórico entre la delegación cubana de visita en Jamaica que preside el Jefe de Estado Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y los representantes de las naciones Caribeñas que en estas horas celebran la 39 Reunión Regular de la Conferencia de Jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe

Jefes de Estado en la 9 Reunión Regular de Caricom
Jefes de Estado en la 9 Reunión Regular Caricom

Montego Bay, Jamaica.— De histórico calificó el honorable Andrew Holness, Primer Ministro de Jamaica, la confluencia en el Restaurante «Sugar Mill» del hotel Half Moon, entre la delegación cubana de visita en Jamaica que preside Díaz-Canel, y los representantes de las naciones Caribeñas que en estas horas celebran la 39 Reunión Regular de la Conferencia de Jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom).

La expresión abrió el almuerzo de trabajo ofrecido por Holness en honor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, Miguel Díaz Canel Bermúdez. Durante el agasajo el mandatario jamaiquino expresó, en nombre de sus colegas, lo mucho que les complacía dar una bienvenida en que los hijos de Cuba reciben el abrazo de la confraternidad de los líderes de la región.

Holness definió el encuentro como el primero, oficial, realizado con todos los jefes de la comunidad caribeña. Por eso habló de momento histórico, de motivo para mucha celebración.

El Primer Ministro de Jamaica destacó cómo históricamente Cuba ha mantenido en la región un inquebrantable compromiso de colaboración en programas técnicos pertenecientes a diferentes ámbitos de desarrollo, lo cual ha permitido articular una cooperación beneficiosa y dinámica, especialmente en sectores como el energético y el de la salud. Resaltó la manera en que Operación Milagro ha ayudado a muchos seres humanos.

Al amparo del programa cubano de cooperación técnica, dijo Holness, más de 1 500 cubanos han prestado servicios en los países de la región caribeña. La mano solidaria ha llegado a los universos del deporte, la agricultura, la educación, las artes, y muy especialmente la salud.

De igual modo el mandatario jamaiquino resaltó el valioso apoyo que la Mayor de las Antillas ha ofrecido a los países del área en la reducción de desastres, a pesar de que la Isla es también vulnerable a los embates de la naturaleza.

Cuba, enunció el anfitrión, ha tenido mucho que ver en profundizar los lazos de hermandad de los países caribeños; por eso la Caricom defiende la presencia de esa hermana mayor en los enfoques hemisféricos y se pronuncia con firmeza en contra del bloqueo imperial contra la Isla.

Seguidamente hizo uso de la palabra Díaz-Canel Bermúdez, quien pronunció las primeras ideas de su discurso en idioma inglés. El Presidente cubano compartió una hermosísima intervención timbrada con el sabor de la historia: «Es un honor, dijo, saludar a los líderes de nuestro Caribe, mar que compartimos como cuna y hogar desafiante, donde contamos las horas con más prisa, por la pasión que nos viene de su calor y su fuerza que pare huracanes, cada vez más frecuentes y destructivos y también por la elevación del nivel del mar, como consecuencia del cambio climático, que ni siquiera provocamos nosotros».

«Obedezco —enfatizó el mandatario— al corazón de mi pueblo, que manda emocionado agradecer primero a los anfitriones, porque estamos en Jamaica, donde, en los finales del siglo XIX, encontró asilo, lejos del odio de la metrópoli española, Mariana Grajales, la más brava de nuestras mujeres y Madre de la Patria, a quien “Dios ha investido con el grado de general”, según palabras de otra combatiente de primera línea, la esposa de su hijo Antonio, el insuperable Maceo».

De Jamaica también recordó Díaz-Canel que en ella encontró refugio y recibió a José Martí nuestra Mariana, quien murió en tierra jamaicana hace 125 años y reposa hoy en el Cementerio Patrimonial en Santiago de Cuba.

«Deseo, por eso, expresar nuestro agradecimiento al pueblo y las autoridades del gobierno de Jamaica, muy especialmente al Primer Ministro Andrew Holness, por la gentileza de haber organizado este encuentro y la posibilidad que nos ofrece de poder compartir este momento de hermandad caribeña».

El Presidente cubano dijo interpretar «esta invitación y la acogida que nos tributan, como una demostración inequívoca del excelente estado de las relaciones entre las naciones miembros de Caricom y Cuba, cuyos sólidos fundamentos se levantan sobre una amistad a toda prueba y el mutuo reconocimiento de que compartimos desafíos tan tremendos que sólo unidos y cooperando podremos enfrentar con éxito».

«Me honra, destacó, transmitirles el fraternal mensaje de amistad y solidaridad del compañero Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y reiterarles el invariable compromiso que él les dejó el pasado mes de diciembre en la VI Cumbre CARICOM-Cuba, celebrada en Antigua y Barbuda, al afirmar que “el Caribe siempre podrá contar con la eterna amistad, gratitud y el apoyo de Cuba”».

Alina Perara Robbio

Autor: Alina Perera Robbio

 

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top