image_pdfimage_print

(Cubaminrex-Notimex) MÉXICO, 16 de Junio de 2017.- México y Cuba iniciaron una nueva relación en materia de servicios de salud y refrendaron el compromiso de cooperación para mejorar y fortalecer el sector, avanzar en la investigación, robustecer la formación de recursos humanos e intercambiar experiencias.

El secretario de Salud, José Narro Robles, atestiguó la firma del convenio de colaboración entre el Ministerio de Salud de la isla y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En una inédita visita de trabajo de dos días, 15 y 16 de junio, al país caribeño, el funcionario mexicano reconoció la calidad del sistema sanitario cubano y lo que sus programas han hecho por darle más años y calidad de vida a su población.

En la reunión, Narro estuvo acompañado por el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y los directores de los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola, y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), José Reyes Baeza, además del embajador de México en Cuba, Enrique Martínez y Martínez.

En este relanzamiento de las relaciones entre México y Cuba acordado por los presidentes Enrique Peña Nieto y Raúl Castro en enero de 2013, destaca aumentar de manera significativa el comercio bilateral, impulsar las inversiones mexicanas en la isla y profundizar la cooperación para el desarrollo y el intercambio de experiencias.

Ante el ministro de Salud de Cuba, Roberto Morales, la comitiva mexicana y los directores del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Ccmed), contraparte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Narro confió en que el fortalecimiento de esta relación permitirá avanzar en el desarrollo del conocimiento y la medicina.

Señaló que también se favorecerá el intercambio comercial y el progreso de productos de la industria farmacéutica para disponer de medicamentos y de artículos terapéuticos preventivos que ayuden a ambos países.

A su vez, José Reyes Baeza reiteró la disposición del ISSSTE para colaborar de manera directa con el gobierno cubano a fin de intercambiar experiencias.

Recordó que esa instancia atiende a 13 millones de personas, y expuso que uno de los retos es fortalecer el primer nivel de atención, pues el segundo y el tercero representan un alto costo y la disminución de la calidad de vida.

Insistió en el aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes, representan un impacto severo en la calidad de vida de los mexicanos.

En su oportunidad, el director general del IMSS, Mikel Arriola Peñaloza, señaló que uno de los logros de Cuba ha sido la atención desde el médico familiar, hecho que se debe aplicar en México.

Consideró necesario que el IMSS avance en esa estrategia para que desde la base primaria se ataquen los factores de riesgo, enfermedades que hoy generan pérdidas de años de vida saludable a los mexicanos y presiones en las finanzas del Estado.

Durante la visita, los funcionarios mexicaos analizaron las prácticas exitosas del sistema de salud cubano que podrían tener impacto favorable en la población, y se conocieron de primera mano los principales medicamentos desarrollados por esa nación, reconocidos a nivel global por su innovación y eficacia.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios