Meñiques que tienen un gigante que derrotar

image_pdfimage_print

En el Hospital Pediátrico William Soler en La Habana atestiguamos una demostración de fortaleza y resiliencia. Al visitar varias de sus salas fuimos recibidos por valientes y astutos Meñiques que tienen un gigante que derrotar.

Todo comenzó cuando a la espera del elevador nos encontramos con Adolfo (17 años de edad) y nos pidió que lo grabáramos. Resulta que el muchacho fan de la pelota, es ya miembro del hall de la fama del lugar, pues visita este hospital desde los 2 meses de nacido, producto a una enfermedad hepática.

En el 2019 tuvo que someterse a un transplante de hígado, debido a su deterioro, por la enfermedad que venía arrastrando. Ahora, cuenta con ese órgano sano.

En otra parte de la sala, nos esperaban otros niños, cada uno con historias para contar. Vanesa (6 años), que se recupera de un tumor renal, nos habló holgadamente de cómo se sentía bien y feliz.

Cantando nos recibió Natalie (4 años), y casi nos convence de ver Cenicienta junto a ella. Luego Karla (18 años), que ya casi llega a sus días de alta, jaranea con los médicos y enfermeros mientras la visitan.

Amar más fuerte la vida es la herramienta que usan estos pequeños para derrotar sus gigantes. No tienen un pico, una pala o un arroyo, poseen familiares que entregan sus días a cambio de una sonrisa y hasta copian sus estilos de pelado para ser más afines a ellos. También tienen maravillosos profesionales de la Salud que les cuidan día y noche, que ya son amigos y están siempre dispuestos a entregarlo todo dentro y fuera de aquella sala oncológica.

Fuente: Naturaleza Secreta

Artículos relacionados: Pequeños superhéroes, que luchan contra el cáncer
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top