Médicos de la ELAM también salvan vidas

image_pdfimage_print

Médicos de la ELAM también salvan vidas; galenos de Latinoamérica, África y Estados Unidos formados en Cuba que retornarán a sus comunidades para asistirlas.

La Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) se fundó el 15 de noviembre de 1999, para formar a jóvenes humildes en Ciencias Médicas, como parte del Programa Integral de Salud (PIS). Resultado preclaro del pensamiento y la voluntad política de Fidel Castro.

Cuba extiende así la colaboración médica a varios países; muestra del esfuerzo de una nación pobre y sin recursos económicos; pero sí rica en capital humano y voluntad política para ayudar a otros pueblos.

¿Su objetivo? Formar Médicos Generales, orientados hacia el trabajo de la atención primaria de Salud, con una elevada preparación científica, humanista, ética y solidaria.

Integran el claustro, docentes e investigadores destacados, conocedores de las más modernas metodologías técnicas y científico-pedagógicas en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Estos estudiantes tienen a su alcance modernos laboratorios, salones y auditorios, dotados de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

La ELAM ha tenido varias promociones que concluyeron el programa de seis años. El 20 de agosto de 2005 se efectuó la primera graduación de 1610 médicos.

Y lo único que se les exigió a los jóvenes (de entre 17 y 25 años) es que una vez recibidos regresen a sus localidades o barriadas humildes a ejercer allí y devolver lo aprendido.

Actualmente, ante la COVID-19 muchos de los graduados de la ELAM asisten a sus pacientes en sus ciudades y pueblos de origen, e incluso alternan con sus homólogos cubanos.

El colectivo de Cubacoopera rinde homenaje a la fundación de la ELAM, por ser un centro de referencia de formación, profesionalidad, solidaridad y humanismo.

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top