Mantener la bandera de la dignidad siempre ondeante

image_pdfimage_print

Tomado de: ACN

La mejor y más clara manera que tenemos los profesionales de la salud  en misión en otros países  es mantener la bandera de la dignidad siempre ondeante, nosotros vamos a trabajar, trabajar y trabajar, aseveró a la Agencia Cubana de Noticias el doctor habanero Enmanuel Vigil Fonseca.
 Para nada me sorprende que el ataque contra nuestras misiones médicas en el exterior sea cada vez mayor, y es triste ver cómo arremeten de manera vil; por tanto, deberíamos estar  mejor preparados, sentenció el integrante del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve.
 Al referirse a la campaña desatada por personeros e instituciones al servicio de los Estados Unidos, con el fin de desacreditar a los colaboradores cubanos, Vigil Fonseca expresó que eso no es nuevo, pues desde hace años pero de manera enmascarada está sucediendo.
 Ahora es a careta quitada, un síntoma más de la prepotencia y la ignorancia de los vecinos del norte, algo así como que si no creo en tu verdad entonces fabrico mentiras que parezcan verdades, así de simple, enfatizó Vigil Fonseca, de 36 años de edad, quien ha cumplido seis misiones: Venezuela, Sierra Leona, República Árabe Saharaui, Ecuador, Haití y Perú.
 Siempre hay quien cae en esas patrañas y se deja llevar por el sonido de la plata; es cierto que hace falta para vivir, pero bien ganada y no vociferando mentiras como algunos han hecho, solo para obtener unas migajas, un aplauso y creerse el centro del universo en ese instante, sentenció.
 A Cuba se le acusa de junto a otras naciones hermanas formar el eje del mal, y yo pregunto, si una nación en vías de desarrollarse con sus propios esfuerzos, y carente de muchas cosas materiales, comparte lo que tiene y envía salud al resto del mundo, mientras el gobierno de los EE.UU. promueve guerras, devastación y muertes.  ¿Entonces quién es verdaderamente el núcleo de ese eje?, remarcó.
 Cuba siempre ha compartido lo poco que tiene, no le sobra, aunque pensándolo mejor creo que sí­, a Cuba le sobra Dignidad y contra eso no habrá mentira que pueda, concluyó el entrevistado.

Autor: Iris Armas Padrino

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •