image_pdfimage_print

Eran las tres de la mañana y al Hospital Comunitario de Referencia Grand Guave, departamento oeste, llegó una paciente de 30 años llamada Michelle Pierre, con fuertes dolores bajo el vientre y sangramientos intensos. Fue recibida por médicos cubanos integrantes de la Brigada Médica en Haití, rápidamente asistida y diagnosticada con un fibroma uterino que se anuncia urgente para intervenir.

20 Aniversario

Bajo anestesia espinal, se le extrae a la paciente un tumor de dimensiones considerables (8 kg), sin complicaciones; tras un breve período de recuperación hospitalizada y bajo la atención permanente del personal de enfermería haitiana, pudo regresar a su casa con una mejor calidad de vida, aliviada de los padecimientos que la aquejaron en estos años. Ella muestra su agradecimiento por la atención excelente, y afirma que pensaba que se iba a morir, sin embargo, gracias al personal cubano está viva.

Casos como este suceden diariamente en la nación caribeña, donde médicos cubanos no descansan para salvar vidas como la de Michelle, quien ya veía la muerte de cerca; o como Jeanpierre Rosulme, un niño de solo 5 años afectado de apendicitis, quien fue operado y librado de un trágico final, gracias a las milagrosas manos de los galenos cubanos.

Este 4 de diciembre se cumplieron 20 años de misión ininterrumpida en el pueblo haitiano, cosechando éxitos, que redundan con mejor salud para todos y en especial para las mujeres, niños y ancianos.
En esos años han sido salvadas 320 mil vidas, 500 mil intervenciones quirúrgicas, 29 millones de casos vistos, 185 mil 828 pacientes rehabilitados, han realizado más de 100 mil partos y hace más de tres años no hay mortalidad infantil ni materna en los lugares donde trabajan los médicos cubanos.

Fidel Castro es el principal artífice de esta colaboración, quien no dudó en enviar a su ejército de batas blancas a solicitud del gobierno haitiano, pocos días después del devastador huracán George. Al despedir a los 100 primeros médicos nuestro Líder Histórico expresó: “… ustedes van a ofrecer vida, donde por siglos ha habido tanta muerte. Mientras los eventos meteorológicos extremos, terremotos, huracanes, intensas lluvias, se han ensañado con Cuba, nunca la brigada médica ha abandonado Haití, por el contrario, su presencia se ha multiplicado.”
Hasta el momento, unos ocho mil colaboradores cubanos prestaron servicios en los 10 departamentos de esta nación, algunos en condiciones muy difíciles. Pero el impacto de la Brigada en el país trasciende a la atención médica. Unos mil 59 haitianos se graduaron en la Mayor de las Antillas, la mayoría en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), un sueño de Fidel para garantizar la continuidad de los programas de salud en los países más necesitados.

En el 2004, tras el paso de la tormenta tropical Jeanne por la ciudad de Gonaives, Cuba brindó ayuda adicional con una brigada de 64 médicos y 12 toneladas de medicamentos. Cinco Centros de Diagnóstico Integral, construidos por Cuba y Venezuela, prestaban servicios al pueblo haitiano antes del terremoto.
Desde ese año se realiza la Operación Milagro en Haití. En agosto de 2005, los 128 primeros alumnos haitianos de sexto año de Medicina regresaron a su país para la práctica docente de su carrera, junto a los médicos cubanos que prestaron sus servicios en Haití. Actualmente estudian en Cuba un total de 660 jóvenes haitianos, de ellos 541 se forman como médicos.
En el momento del desastre de enero del 2010, se encontraban trabajando allí más de 400 colaboradores cubanos. Nuestros médicos comenzaron a brindar su servicio desde el primer instante. Rápidamente llegaron más médicos cubanos para ayudar en la recuperación.
Continúan día a día hasta la fecha llevando salud a los más necesitados, con mucho amor, respeto y profesionalidad. La Brigada arriba a sus dos primeras décadas, con los desafíos de minimizar el impacto de las enfermedades crónicas y colaborar en la reducción de las muertes prevenibles, pero, sobre todo, como dijera Fidel Castro, con el compromiso y la responsabilidad de ofrecer vida.

Autor: Brigada Médica Cubana en Haití

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios