Manos diestras con un corazón de ángel

image_pdfimage_print

Fuente: Brigada Médica Cubana en Gambia

Cuba no te cansas de sembrar semillas de amor que germinan florecidas, llenas y plenas de salud.

La cirujana general Dra. Raysa Quintero Ravelo, con un corazón de ángel por su dulzura y delicadeza con que trata a sus colegas y pacientes ,manos ágiles y diestras por sus éxitos en cada cirugía, en el tratamiento de cada paciente que tiene el privilegio de recibir sus servicios.

Desde una región de Gambia donde brinda sus servicios consagrados a mejorar la calidad de vida de esta querida población africana nos relata llena de satisfacción y orgullo esta historia que la convirtió en una madre africana.

” Hace tres años conocí a Mariama. Cuando a la edad de cuatro meses casi fallecía entre mis manos. Dos veces estuvo por largas horas dentro del quirófano, dos veces estuvo grave en una unidad de terapia intensiva por alrededor de un mes y dos veces le ganó a la muerte. La primera vez con cuatro meses y la segunda con quince meses de edad. La separan muchos kilómetros de mi, pero sus padres viajan con su única hija para que Mariama vea a su mami Raysa. Su piel es negra a diferencia de la mía que es blanca pero es mi niña gambiana.”

Mariama Tourey, de cuatro meses de edad. Llega al hospital de Bansang en estado crítico por shock séptico y desequilibrio hidroelectrolítico. El diagnóstico fue una invaginación intestinal de 10 días de evolución. En el examen físico se encontraron  los signos del shock y del desequilibrio y una  protrusión del intestino delgado de más o menos 5 cm a través del borde anal.

Se mejoró su estado general en la medida de los posible antes de enviarla  al quirófano. Aún así su estado fué crítico antes, durante y después del acto quirúrgico

Encontraron una peritonitis grave debido a varias perforaciones intestinales, además de gangrena intestinal de una parte del mismo. Se resecó íleon, ciego, colon ascendente y parte del colon transverso. Realizaron sutura de una perforación del colon descendente, una  yeyunostomía y lavado amplio de la cavidad.

La cirugía se realizó el 3 de enero de 2018. Estuvo con tratamiento en la terapia intensiva por cuatro semanas y luego se trasladó a sala de cirugía por 10 días hasta su egreso.

Le mantuvieron un seguimiento por  consulta externa  semanalmente durante nueve meses y se logró su recuperación y se aplicó, en esta niña, el esquema de ablactación vigente en Cuba. Esto fue posible a través de la educación para la salud y charlas educativas convincentes y objetivas  realizadas a la familia en cada consulta.

El 12 de septiembre de 2019 día del cumpleaños de esta brillante cirujana realiza con sumo placer , olvidando la connotación de esta fecha,  la segunda intervención para cierre de la ileostomía.

Gracias al seguimiento y al esfuerzo del equipo lograron llevar la paciente al quirófano nuevamente en estado eutrófico y con valores hemo químicos normales.

La cirugía fue difícil por el estado anatómico de sus órganos debido a la primera intervención. Tuvieron que volver a resecar una  pequeña porción de yeyuno y realizar anastomosis intestinal.

Transcurren tres semanas de tratamiento en la terapia intensiva nuevamente y debido al estado general secundario a todo el proceso, la niña vuelve a entrar en un estado crítico. Fueron días de mucho pesar, preocupación y labor permanente para lograr el resultado final de un equipo formado por la cirujana, una pediatra y un anestesista, cubanos todos.

En la actualidad es una niña eutrófica, con normal desarrollo psicomotor, muy activa e inteligente.

Esta es una de las tantas historias increíbles pero muy ciertas de las misiones médicas cubanas por el mundo, La madre de Mariama le enseñó a la niña a decirle mamá, a la doctora, esta bebé no pierde las esperanzas de visitar a la bella isla caribeña que le mandó a esa tierna doctora con manos diestras y corazón de ángel a salvarle la vida. Esta niñita con su corta edad ha aprendido a querer y valorar el significado de las palabras médico cubano, y esta bella e inteligente doctora ha disfrutado el inmenso placer y la gran satisfacción de salvar una vida más , ha degustado en múltiples ocasiones el sabor de la solidaridad, del altruismo y el internacionalismo.

Así nos sentimos los cubanos con un corazón inmenso que no cabe en nuestro pecho, cuando podemos  disfrutar esa sonrisa llena de vida, gracias a nuestra labor, una vida más salvada, un ser humano devuelto a su pueblo para luchar por este derecho que tenemos todos a la salud , a la paz y a la vida.

Felicidades Dra. Quintero, Médicos como usted dan brillo y luz a nuestros días.

Gracias Cuba por tu solidaridad, tu dignidad y tu nobleza.

Escrito por: MSc. María Inés Alvarez Garay y Dra. Raysa Quintero Ravelo

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •