Los médicos cubanos, ángeles frente a la COVID-19

image_pdfimage_print

Y sé que en el corazón de los revolucionarios y en el corazón de todo el pueblo calarán profundamente las justas aspiraciones y los justos ideales de ustedes, las mujeres cubanas.” Fidel Castro

Hoy la Región central de Cuba, la ciudad de los portales corridos se enorgullece al contar con la Dra. Anjara Roig Cañizares Especialista en Medicina Intensiva y Emergencias de adultos, con 18 años de experiencia profesional.

En ocasiones, la experiencia de un profesional en Terapia Intensiva resulta difícil de integrar a la trama narrativa de su vida, por el alto impacto emocional que involucra.

Pero cuando de la Brigada “Henry Reeve” frente al COVID- 19 se trata, no se puede dejar de mencionar a esta galena que tuvo la posibilidad, de ayudar a aquellas personas infestadas a enfrentan y atravesar de la mejor manera posible el coronavirus.

Con experiencias anteriores en Guatemala, llega a Haití en febrero de 2018 para formar parte de la Brigada Médica Cubana, siendo ubicada en Gonaives departamento L’Artibonite, asumiendo cargos de dirección en la Comisión Médica de ese departamento y en la Asesoría del Hospital Comunitario de Referencia.

Fue entonces cuando dio su paso al frente para formar una cantera importante en el ejército de batas blancas por el mundo, y de forma voluntaria ingreso a la “Henry Reeve” para combatir la Pandemia.

Así nos refiere la Dra. Anjara Roig:

Lidiar todos los días con la enfermedad crítica y las reacciones que se dan en torno a ella no es tarea sencilla. Por el contrario, requiere de determinación e inversión de un gran esfuerzo de forma constante.

Trabajar con casos graves de COVID- 19 ha sido complicado, muchos de ellos con comorbilidades asociadas, retraso en acudir a los centros de salud y muchas complicaciones”

En especial guardo el recuerdo del paciente Jean Patrick Alcide hipertenso, con cifras de hiperglicemia respondiendo a la injuria, al que fue necesario brindar apoyo ventilatorio no invasivo.

Nuestro trabajo con él fue difícil, pero nos brindó la posibilidad de retornar a la sociedad y a su familia un paciente totalmente recuperado, que al marcharse expresó hermosas palabras de agradecimiento enfatizando en que éramos “ángeles de vida”.

Esta es la mayor satisfacción para un mi como médico, ver a mis pacientes recuperados. Con hazañas como estas es donde los galenos cubanos ponen el internacionalismo con humildad en el más alto nivel de la historia.

Fuente: Brigada Médica Cubana en Haití.

Artículos Relacionados:

Enfermería, noble profesión de entraga y sacrificio

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top