image_pdfimage_print
Fuente: Brigada Médica Cubana en Swazilandia ||
La Dra. Madalys Día Díaz, integrante de la BMC en Eswatini, Especialista de II Grado en MGI y Geriatría, así como Profesor Auxiliar de la Universidad de Ciencias Médicas Villa Clara y hoy en uno de sus mayores retos como la Pediatra del Hospital Gubernamental de Mankayane, comparte con nosotros una de sus historias cotidianas con uno de sus pacientes, lo compartimos con los amigos de Cubacoopera.
Lengua escrotal. Eswatini 2018

La lengua fisurada es una alteración benigna que puede ser denominada lengua escrotal o lengua plicata. Se caracteriza por numerosas fisuras sobre la superficie dorsal de la lengua que varían en tamaño y profundidad. Esta alteración puede ser congénita, aunque puede manifestarse en cualquier etapa de la vida y exacerbarse con la edad.

La lengua fisurada tiene una incidencia mundial promedio de más de 21% de la población, sin predilección de raza. Los casos reportados muestran una mayor tendencia por el sexo masculino y pacientes jóvenes. Es considerada una variación de la anatomía normal de la lengua, que puede estar asociada a diversos síndromes como el síndrome de Melkersson-Rosenthal. En este caso se trata de una alteración secundaria a la inflamación granulomatosa de los tejidos blandos que conforman cara y labios.

Hoy les presento un varón de 8 años, VIH negativo y no expuesto que es traído a consulta por inflamación de los labios con fisuras que sangran fácilmente, además al examen físico se observaron fisuras en el dorso de la lengua que se extendían hasta los bordes laterales que recordaban la lengua escrotal (Foto 1). Según la madre del paciente, su padre y un tío paterno tenían el mismo problema y el niño venía presentando el mismo cuadro a repetición desde que era un lactante.

Además, se apreciaban lesiones sépticas en paladar y orofaringe que le provocaban halitosis, sin embargo, no había evidencia de caries ni síntomas de lesión séptica en su dentadura; si se apreciaban lesiones de leucoplasia en la mucosa labial (Foto 2).

La lengua escrotal generalmente es asintomática, aunque una mala higiene en conjunto con las características de la lengua puede ocasionar halitosis e inflamación de los tejidos debido a la acumulación de restos de alimentos en las fisuras. Puede complicarse con patologías como la glositis migratoria y candidiasis.

La causa de esta alteración es desconocida, pero debido a la predilección por ciertas familias se cree que puede deberse a una alteración autosómica dominante.

La lengua fisurada puede asociarse a otras alteraciones como son: el síndrome de Down, acromegalia, síndrome de Sjögren, psoriasis, lengua geográfica y síndrome de Melkersson Rosenthal. Generalmente la lengua fisurada es diagnosticada en forma accidental, en un examen clínico de rutina; la mayoría de los pacientes no requiere atención para esta patología, excepto cuando hay complicaciones, como existían en el caso que les presento.

El tratamiento consiste en evitar complicaciones, entre ellas las infecciones (generalmente provocadas por los hongos) y halitosis, por lo que es labor del odontólogo educar al paciente acerca de una dieta libre de irritantes, una correcta higiene de la cavidad bucal (con énfasis en la superficie dorsal de la lengua) y evitar bebidas alcohólicas y tabaco en los adultos. En casos de dolor agudo en la lengua al ingerir alimentos, puede indicarse algún anestésico tópico sobre la superficie lingual, como la lidocaína y benzocaína o infiltraciones de esteroides intralesional.

En este paciente prescribimos penicilina benzatínica como dosis única y un ciclo de amoxicilina por vía oral, además de tratamiento local con nistatina y orientaciones generales para la prevención de las complicaciones, aconsejamos una revisión por el odontólogo para su mejor seguimiento sobre todo de las lesiones de leucoplasia oral, que son consideradas como premalignas.

user-profile

Autor: Dra. Raquel L. Toledo Padilla

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios