La prevención en tiempos de Pandemia

image_pdfimage_print

Fuente: Brigada Medica Cubana en Guinea Conakry

Programa Integral de Salud.

El Dainier Pileta Veranes labora en la región de Kankan en Guinea Conakry nos comenta su vivencia sobre la filariasis linfática, conocida generalmente como elefantiasis, es una enfermedad desatendida. La infección humana se produce por la transmisión de unos parásitos denominados filarias a través de la picadura de algunos mosquitos y moscas. La infección se contrae generalmente en la infancia y provoca daños no manifiestos en el sistema linfático.

Las manifestaciones dolorosas y muy desfigurantes de la enfermedad, linfedema, elefantiasis e inflamación escrotal, aparecen más tarde y pueden causar discapacidad permanente. Esos pacientes no solo quedan físicamente discapacitados, sino que sufren perjuicios mentales, sociales y financieros que contribuyen a la estigmatización y la pobreza. Nuestra vivencia esta relacionada con un paciente de 68 años de edad, masculino, con antecedentes de salud que acude a nuestros servicios de medicina presentando aumento de volumen del miembro inferior izquierdo que se extiende por toda la pierna desde la región inferior de la rodilla hasta el dorso del pie con lesión hipertrófica en dicho dorso.

La cronicidad donde la posibilidad de curación es casi nula, puede prevenirse estimulando la divulgación de la enfermedad. Es por eso la importancia de un sistema de atención primaria de salud donde desde temprano se realicen las actividades de promoción y prevención de salud, dando a conocer estos tipos de enfermedades a la población con el objetivo de evitar su desenlace fatal. A fines de 1983 el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz concibió la idea de proporcionar al sistema de salud cubano un médico de nuevo tipo, capaz de brindar asistencia a la mujer embarazada, cuidar sus riesgos, su evolución y el resultado del parto; luego seguir al niño en su desarrollo y comportamiento en el hogar y la escuela y, ya adulto, velar por su sano desempeño en su vida familiar y social, además de garantizar que reciba la debida atención durante la vejez. Entonces son elegidos diez médicos de brillante trayectoria académica que, en noviembre de ese año, recibieron un curso introductorio por espacio de 15 días en el policlínico Lawton de la Ciudad de La Habana, así comenzaron a familiarizarse con la comunidad junto a igual número de enfermeras, con las cuales organizaron su futuro universo de trabajo.

El Médico de la Familia, es un programa concebido por el sistema de salud de Cuba que tiene como objetivo principal mejorar el estado de salud de la población mediante acciones integrales dirigidas al individuo, a la familia, la comunidad y el ambiente, siempre sirviéndose de una íntima vinculación con la comunidad.

Autor: Dr. Dainier Pileta Veranes

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top