image_pdfimage_print

Este desconocimiento del problema se ve reflejado en que a más de la mitad de los padres de niños con obesidad lo que les preocupa es que su hijo coma menos de lo que necesita, según revela el estudio.

Otro punto interesante de los hábitos nutricionales infantiles es que es sobre los 7 años cuando la tendencia al exceso de peso aumenta en el conjunto de los niños. "A partir de cierta edad, hacia los 7-8 años, aumenta su grado de autonomía y se comienzan a desmarcar de los padres" si el habito de la buena alimentación no está consolidado, según explica el doctor Rafael Casas, psiquiatra, que ha asesorado en el diseño del cuestionario utilizado para la investigación.

En cuanto a los alimentos que forman la dieta, solo un 17% de los padres ofrece a sus hijos 3 raciones de fruta al día, la cantidad recomendada por los nutricionistas. Tampoco comen suficiente verdura, cuya ingesta es un 42% menor de lo que debería ser. Los resultados también muestran que los niños comen demasiados hidratos de carbono y estos representan más del 25% del total del plato, que es la proporción adecuada.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios