La cooperación médica cubana con su ejemplo desvanece las calumnias del imperio

image_pdfimage_print

Fuente: Departamento de Docencia, Estadísticas y Redes Sociales.

La colaboración médica cubana es fruto del pensamiento preclaro del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y a pesar del Bloqueo Económico enfrenta a la COVID-19.

En cambio, Mike Pompeo acusó en twitter al presidente, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al explotar a los profesionales de la medicina cubana, pues el estado cubano se apropia del estipendio que perciben; asimismo, el Gobierno estadounidense afirmó que Cuba se queda con más del 80 por ciento de los sueldos destinados a los médicos, por parte de los países beneficiados con las misiones; y recurrieron a otra mentira reiterada al señalar: los médicos cubanos que participaron en el programa Más Médicos fueron privados de su salario y sus libertades personales fueron violadas.

Sin embargo, el dinero que aportan los colaboradores al Estado va destinado al mejoramiento de las instituciones de salud, medicamentos y equipamiento de estas, y los colaboradores reciben en el país su salario y en Brasil  adquirieron su estipendio, de manera que sus libertades personales jamás fueron violadas.

Al respecto, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en su cuenta de Twitter expresó: «Nuevamente la mentira imperial intenta desprestigiar a los programas cubanos de colaboración de salud con otros países calificándolos como una práctica de ‘esclavitud moderna’ y de ‘trata de personas’. Les molesta la solidaridad y el ejemplo de Cuba», añadió el mandatario cubano.

Precisamente, la Constitución de la República de Cuba, recién aprobada en el referendo por la mayoría del pueblo, ratificó el pensamiento martiano y fidelista de que… la ley primera la República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre, y refleja en su articulado el apego a los principios que sustentan la Revolución Socialista,  que coloca al  hombre  como  el elemento más importante para la sociedad.

También señala el acceso gratuito a los servicios de salud, la educación, la cultura y el deporte, lo que reduce la vulnerabilidad del país y fortalece su capacidad para incrementar la cooperación; defiende, respalda y garantiza todos los derechos esenciales para el ser humano, derecho al trabajo, a la salud, educación, al deporte, la cultura y por sobre todas las cosas el derecho a la vida.

Del mismo modo, refrenda además el mantenimiento de relaciones de respecto   con los pueblos del mundo; siempre y cuando esas relaciones no se condicionen con la renuncia de algunos de nuestros principios.

Cuba, es consignataria de la Comisión de Derechos Humanos. En el año 2016 se juzgaron en nuestro país 21 casos de delitos con rasgos típicos de trata de personas a través de los tipos penales corrupción de menores, proxenetismo y trata de personas, y se mantuvo la colaboración internacional para la investigación y solución de casos que trascienden el marco nacional.

Todos los profesionales cubanos de la salud que salen de misión al exterior firman un contrato de trabajo legal, donde se convenían las condiciones laborales: reciben en Cuba su salario íntegro cada mes, además del  estipendio   en el país donde laboran,  para el sustento.

La colaboración médica cubana se sustentada en los principios de la Revolución: voluntariedad solidaridad, altruismo, humanismo e internacionalismo de sus  integrantes; por ejemplo miles de cubanos y cubanas del sector de la salud se ofrecieron voluntariamente para combatir el Ébola en África Occidental; pero en ausencia del colaborador los familiares reciben la atención de sus centros laborales ante problemas personales o de salud.

Aun cuando laceran, ni Estados Unidos, ni Donald Trump con el recrudecimiento del Bloqueo Económico, ni Mike Pompeo con sus mentiras, han podido detener el curso de la historia de la colaboración médica, hoy según las estadísticas hasta el mes de febrero de 2020, hay 28729 colaboradores en el exterior, e incluso ya suman 15 naciones que han solicitado ayuda a Cuba para hacerle frente a la COVID-19, a las que han acudido las brigadas que forman parte del Contingente Internacional “Henry Reeve”; todo lo contrario, ha primado el sentido común en algunas naciones, y ante el corazón de los amigos, los pueblos hermanos abrieron las murallas por el bien de la humanidad.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •