Impétigo contagioso en la infancia, enfermedad cutánea común

image_pdfimage_print
Paciente pediátrico con un impétigo, Eswatini 2019

La Dra Leonila Cuellar Monzon, Especialista de Ier Grado en Medicina General Integral, colaboradora de la BMC en Eswatini nos hace una serie de consideraciones a partir de los casos vistos en el Health Center de la región de Nhlangano en Eswatini y lo compartimos con los amigos de cubacoopera.

El impétigo es una infección bacteriana de las capas superficiales de la epidermis, predomina en la infancia y las bacterias responsables son del grupo A del estreptococo beta-hemolítico y elestafilococo aureus, o una combinación de ambos. El impétigo tiene 3 variedades clínicas: impétigo contagioso, la forma común y el impétigo bulloso. 
El impétigo es una infección altamente contagiosa que se trasmite por contacto directo. Los pacientes se pueden autoinocular y diseminar la infección a otras partes del cuerpo, pero el contagio también se produce por el transporte de las bacterias en la ropa, utensilios escolares y otros objetos.Por lo que los lugares más expuestos son colegios y guarderías.

 El impétigo contagioso comienza con una mácula eritematosa aislada de 2–4 mm, que pronto se transforma en vesícula o pústula. Las vesículas son frágiles y al romperse liberan un exudado de color semejante a la miel. Seguidamente, las lesiones se extienden con rapidez

El impétigo común presenta características semejantes al anterior, pero se caracteriza por ser secundario a una patología de fondo, generalmente enfermedades sistémicas que alteran la integridad de la piel como la diabetes y el SIDA.

El impétigo bulloso afecta principalmente al recién nacido. El estafilococo aureus puede ser aislado de las lesiones cutáneas que se presentan como bullas grandes y frágiles localizadas preferentemente en el tronco, las extremidades, la región anogenital y las nalgas, produciendo úlceras. Frecuentemente solo se observan restos de las bullas como erosiones anulares superficiales y con separación de la epidermis causada por la exotoxina del estafilococo

Lo más importante para prevenir el contagio del impétigo no compartir toallas, cuchillas de afeitar ni ropa (bufandas en invierno, por ejemplo) con el resto de familiares, No tocarse ni rascarse la piel lesionada, Lavarse las manos si se han tocado las costras o el pus de las lesiones, y después secarse bien las manos con una toalla que nadie vaya a utilizar después, lavar la ropa que ha estado en contacto con las lesiones de impétigo, aunque la vaya a utilizar la misma persona, si no se ha contraído el impétigo, se puede prevenir con las medidas habituales de higiene, con los cuidados adecuados de la piel, y manteniendo un buen estado de salud.

Cuando la infección cutánea es extensa o hay compromiso sistémico se deben usar antibióticos orales, particularmente cloxacilina, cefalexina o amoxicilina combinada con clavulanato de potasio a demás eritromicina, claritromicina y azitromicina.

El pronóstico del impétigo es muy bueno. A las 24-48 horas de empezar el tratamiento las lesiones comienzan a desaparecer. Las úlceras y heridas del impétigo tardan más tiempo en desaparecer que las ampollas y costras. Lo más frecuente es que no dejen ningún tipo de cicatriz, pero a veces pueden dejar zonas más oscurecidas o aclaradas en la piel, que con el paso del tiempo desaparecerán.

Compartir
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares
Top