image_pdfimage_print

Solo con el «interrogatorio», dígase indagar y escuchar como armas fundamentales, y el «examen físico», se pueden diagnosticar correctamente la mayoría de los problemas de Salud.

A partir de la secuencia en el tiempo de los síntomas, y los hallazgos exploratorios, el razonamiento suele llevar al diagnóstico.

Corresponde al galeno, dotado de saber, competencia y valores, hacer el diagnóstico.

Si me preguntaran ¿cuál es el mejor complementario? no dudaría en responder que es el «examen físico», minucioso y sistemático, «que complementa a un buen interrogatorio», en la secuencia que con certeza conduce al diagnóstico.

Para colocar el «Método Clínico» en el lugar que le corresponde, precisamente el alma y el corazón de los Médicos y la Medicina, en la razón de ser de todos los profesionales de la salud, se necesita voluntad, política y científica. Vale entonces, para ser consecuentes y reverenciar a nuestros paradigmas, el reencuentro con un método indispensable.

Prof. Dr. José Luis Aparicio Suárez.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios