image_pdfimage_print

En la tarde de este jueves, retornaron a la Patria 23 colaboradores de la Brigada Internacional Henry Reeve que prestaron ayuda médica en Perú

Hace dos meses y medio que salieron de casa. A salvar vidas, a asistir a quienes más lo necesitaban. Para algunos era su primera experiencia como parte de la Brigada Internacional Henry Reeve, otros, los más veteranos, ya saben del rigor del trabajo, pero también de la gratitud que deja en el alma. Son 23 colaboradores, de ellos 12 médicos y 11 licenciados; hombres y mujeres que prestaron atención médica en la región de Piura, tras las intensas lluvias en Perú.

Ninguna de las dificultades encontradas impidieron que cumpliéramos nuestra tarea, y de forma progresiva el cuadro higiénico epidemiológico que presentaban la zonas afectadas fue modificándose positivamente, expresó el doctor Rolando Piloto Tomé, jefe de la brigada.

Más de 24 000 pacientes fueron atendidos por los colaboradores médicos cubanos, y de los 987 enfermos confirmados de dengue y con signos de alarma, ninguno pereció, agregó Piloto.

«Parece que fue ayer que los despedimos, pero ya han transcurrido dos meses y en ese tiempo la labor que ustedes han hecho es heroica, y el mayor resultado es haber calado en el corazón del pueblo peruano. Pensamos entonces que valió la pena el sacrificio y el estar alejados de su país y de sus seres queridos, porque un pueblo hermano recibió el servicio: la solidaridad de todos ustedes», señaló la viceministra de Salud, Marcia Cobas Ruiz, en la bienvenida.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios