El pueblo: la mejor escolta

image_pdfimage_print
[:es]
Tomado de: Periódico Granma ||
Los pequeños lo llaman por su nombre, le hacen videos, le piden tomarse alguna que otra foto y literalmente «no le pierden ni pie ni pisada» a su Presidente durante el recorrido por diferentes áreas de la instalación recreativa

CIENFUEGOS.- Tal vez nunca antes Díaz-Canel tuvo mejor escolta. Los niños, nativos digitales de esta generación, lo sorprendieron con sus ocurrencias, alegrías y destrezas en la noche del jueves, en el Parque de Diversiones «Amanecer Feliz» de Cienfuegos.

Los pequeños lo llaman por su nombre, le hacen videos, le piden tomarse alguna que otra foto y literalmente «no le pierden ni pie ni pisada» a su Presidente durante el recorrido por diferentes áreas de la instalación recreativa.

A ellos y a sus padres preguntó el Jefe de Estado cubano sobre la calidad de los servicios, el estado de las atracciones, la belleza del parque y más, no sin dejar de convidarlos a cuidar con amor todo lo que se ha hecho para que los más pequeños de casa puedan continuar disfrutando.

A los trabajadores, en tanto, los instó en todo momento a no dejar caer la instalación. «Las áreas están muy bonitas», les dijo, ahora lo importante es que el mantenimiento sea sistemático, sin poner fuera de servicio varios equipos a la vez, para no afectar las ofertas.

En la fría noche cienfueguera también hubo espacio para recorrer instalaciones emblemáticas del sector del comercio, la gastronomía y los servicios. En ellos, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, acompañado por la titular del Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, reconoció la cultura del detalle que se ha empoderado en muchos de esos espacios e instó a sus trabajadores y directivos a no perderla, para que «la población pueda seguir contando con ofertas variadas y a la vez bellas».

Hasta establecimientos como el Complejo Laguna del Cura y el Rancho Canal, llegó el mandatario cubano, donde se interesó, entre otros temas, por la estabilidad de los recursos, el salario de los trabajadores y el mantenimiento de los inmuebles.

«¿Les gusta el lugar? ¿Han venido otras veces? ¿Se mantiene la calidad?», fueron interrogantes sistemáticas sobre las cuales indagaba con la población a su paso por los lugares.

En el emblemático Hotel Jagua y el Club Náutico de Cienfuegos, sitios que complementan el desarrollo turístico en la provincia, se pudo constatar también la exquisitez con que se han diseñado los servicios.

El alto en el camino para hablar con la población resulta inevitable. A todos el Presidente cubano escucha, saluda, explica acerca de las limitaciones económicas que enfrenta el país y también sobre nuevos proyectos y soluciones.

«¡Está haciendo lo mismo que Fidel, hablando con la gente…!» comentaba en la tarde de la llegada a Cienfuegos un vecino del consejo popular Junco Sur, donde se ejecuta un amplio programa de viviendas.

Es esa la enseñanza que han dejado en nuestros dirigentes 60 años de Revolución cubana. El pueblo reconoce en ellos la continuidad de la Patria.

user-profile

Autor: y

[:]
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •