image_pdfimage_print

Fuente.Infomed

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH), la sífilis o la gonorrea plantean problemas de salud global que necesitan nuevos abordajes que permitan luchar contra su incidencia.

Las enfermedades emergentes suponen un reto para el sistema de salud. Se trata de nuevas situaciones que necesitan de nuevas herramientas y abordajes que hacen necesario un trabajo coordinado y conjunto de todos los actores implicados. Las infecciones de transmisión sexual (ITS) suponen uno de estos principales retos, con el VIH como cabeza más visible, pero sin olvidarse de la importancia de otras enfermedades como la sífilis, que en los últimos años ha triplicado su incidencia.

En este tipo de enfermedades, el diagnóstico precoz se plantea como una de las principales herramientas para luchar contra ellas, teniendo en cuenta que muchas de ellas, en sus primeras fases, pueden resultar asintomáticas. Para hablar de las diferentes estrategias que se están llevando a cabo en este campo, la Fundación de Investigación en Tuberculosis de Barcelona organizó la VII Jornada de Enfermedades Emergentes, donde las ITS ocuparon una parte importante de la programación.

Impacto clínico

Unas 150 000 personas vivían en España con VIH en 2015, o lo que es lo mismo, cuatro de cada mil adultos. Hasta un 25 por ciento de las personas que viven con el virus se estima que no están diagnosticadas, con el riesgo que eso supone para la salud global como vectores de infección. Aunque en España la prueba del VIH es accesible, gratuita y confidencial, las cifras hablan de un diagnóstico tardío hasta en un 45,5 por ciento de los nuevos casos y de hasta un 27,1 por ciento con enfermedad avanzada, según los datos aportados por Marc Saez, del grupo de investigación en estadística, econometría y salud de la Universidad de Girona.

"Un diagnóstico precoz no solo reduce la morbimortalidad de los pacientes, sino que también ayuda a reducir el coste del tratamiento. Además, debido a que en los primeros estadios se trata de una enfermedad asintomática, cuando se tarda en llevar a cabo el diagnóstico se incrementa la carga viral y hace que sea más fácilmente transmisible", ha explicado Saez, quien ha comentado que la tasa de transmisión del VIH es hasta 3,5 veces mayor entre las personas que desconocen su estado serológico que entre las ya diagnosticadas.

En su trabajo, Marc Saez demostraba como un diagnóstico precoz ayudaba a reducir la incidencia del VIH, con el ahorro que esto significaba también para los sistemas de salud. A pesar de no contar con datos referentes a España, Saez señalaba que los existentes en Estados Unidos estimaban que el coste por vida de un paciente con VIH alcanzaba los 284 000 euros. Entre los diferentes escenarios que planteaba en su trabajo, el más conservador demostraba que con un diagnóstico precoz se llegaba a evitar hasta casi un 26 por ciento de nuevas infecciones.

Proyectos para el diagnóstico

Teniendo en cuenta la importancia de un diagnóstico precoz, en las jornadas se presentaron proyectos que buscaban mejorar este aspecto. Uno de ellos se denomina Drassanes Expres, un nuevo circuito rápido para cribado diagnóstico y tratamiento precoz de las ITS en población asintomática con prácticas sexuales de riesgo.

En un año de funcionamiento ya se ha atendido a 1763 usuarios, entre los cuales se diagnosticaron un total de 180 nuevos casos de ITS, destacando un alto porcentaje de positivos de sífilis, superior al 19 por ciento entre las pruebas realizadas. En lo que se refiere a los datos poblaciones, un 72,2 por ciento eran hombres, el 27,4 mujeres y un 0,4 transexuales, mientras que la franja de edad entre los 26 y 35 años suponía casi un 40 por ciento de los usuarios.

Mateu Espasa, del laboratorio de la Unidad de Drassanes, perteneciente al servicio de microbiología del Hospital Universitario Valle de Hebrón de Barcelona valoraba como positivo el hecho de que un alto porcentaje de los usuarios no se había realizado nunca ningún tipo de test. "En el caso de la sífilis, más de un 25 por ciento no se había hecho antes ningún test. Esto quiere decir que estamos aumentando el número de pruebas que se realizan y esto mejora significativamente el diagnóstico precoz con todas las ventajas que esto supone".

Redes sociales

Otro proyecto interesante para mejorar el diagnóstico precoz es el llevado a cabo por la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), que busca aprovechar la potencialidad de las nuevas aplicaciones de contactos para llevar a cabo campañas de promoción de las pruebas diagnósticas. Manuel Fernández, responsable del programa, explicaba esta gran potencialidad. "El uso de las aplicaciones se está demostrando como una herramienta a la hora de facilitar parejas sexuales y eso hay que tenerlo en cuenta. Grindr, por ejemplo, solo en el área de Barcelona y su entorno metropolitano tiene hasta 130 000 usuarios, mientras que Wapo, la otra gran aplicación, tiene más de 80 000 perfiles en toda Cataluña".

Primero mediante el envío de mensajes directos en los que se informaba de las actividades llevadas a cabo por la ASPB y luego mediante campañas de promoción en estas redes sociales se ha logrado un método innovador para contactar con población de hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres, permitiendo resolver dudas sobre salud sexual en este colectivo.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios