Directivo consciente, comprometido, consagrado a la Salud Pública cubana

image_pdfimage_print

Fuente: Unidad Central de Cooperación Médica Anuario 2018

El Licenciado Hugo Baraquiso Ramírez, es una personalidad de la Cooperación Médica Internacional, fue miembro de la primera Brigada Médica Cubana que viajó al exterior a cumplir una misión internacionalista en el campo de la Salud: Argelia en mayo de 1963.

En el año 1970 fue nombrado Viceministro de Economía en el organismo Central, en ese entonces tenía la edad de 34 años, siendo uno de los dirigentes de primer nivel que haya alcanzado ese rango a edad temprana.

Fundada la primera sede de la Unidad Central de Cooperación Médica (UCCM) fue el primer Director de dicha institución.

Creó las Jornadas Científicas con prioridad anual, para llevarse a cabo por todas las Brigadas Médicas Cubanas en el Exterior, proceso de carácter científico y técnico que perdura en todos los países donde hay presencia de colaboración médica.

Estableció la reunión de Jefes de Brigadas Médicas en el exterior, mecanismo que permitía evaluar directamente la marcha del trabajo.

El nivel de trabajo y actividad en la UCCM fue “in crescendo”, la cantidad de colaboradores en el exterior se había duplicado, pues la necesidad en muchos países del tercer mundo y el creciente prestigio del ya consolidado Sistema de Salud Cubano, con su voluntad de brindar ayuda solidaria, que hacía que se le pidiera a la Mayor de la Antillas, médicos, enfermeras y tecnólogos de la Salud.

Planteó a la dirección del MINSAP que debía cumplir con ese deber internacionalista que tienen los trabajadores de la Salud, partiendo junto con 10 colaboradores para la República de Botsuana, le correspondío ser el Jefe de la primera Brigada Médica Cubana en ese país del cono sur africano y posteriormente a propuesta del ministro de Relaciones Exteriore en Cuba, lo nombró Cónsul General en Botsuana.

Es miembro de la cátedra honorífica Abelardo Ramírez Márquez de Salud Pública de la ENSAP y profesor de esa misma escuela.

Los testimonos de sus amigos y compañeros, refieren: Lo recuerdan como persona inteligente, constante al trabajo, de trato respetuoso y cordial sin dejar de ser exigente en su responsabilidad como dirigente, es un directivo consciente, comprometido, consagrado a la Salud Pública cubana.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •