Difteria en las Américas

image_pdfimage_print

Fuente: Infomed. Vigilancia en Salud.

El avance de las enfermedades emergentes y remergentes ha alcanzado elevados niveles de morbimortalidad en una situación epidemiológica compleja,  determinada por la diversidad de causas simultáneas y concomitantes que la contextualizan; como son la variabilidad de las condiciones ambientales y los elementos demográficos – socioeconómicos que favorecen su presencia.

Ante esta situación no escapa algunos países de América donde se encuentra la colaboración médica cubana y donde se le da seguimiento a la incidencia de las enfermedades trasmisibles. Por ejemplo, durante el 2019 Haití y la República Bolivariana de Venezuela han reportado casos confirmados de difteria y similar comportamiento se presentó en el 2018.

La difteria es una infección bacteriana grave que, por lo general, afecta las membranas mucosas de la nariz y la garganta. Su característica distintiva es la formación de una película de material gris y espeso que recubre la parte trasera de la garganta, y que puede bloquear las vías respiratorias y provocar dificultad para respirar.

La Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) reitera a los Estados la recomendación de garantizar coberturas de vacunación superiores al 95% y recuerda que los grupos de la población en mayor riesgo son los niños menores de 5 años no vacunados, escolares, trabajadores de salud, integrantes de comunidades penitenciarias y personas que por la naturaleza de su trabajo u oficio están en contacto permanente y diario con un elevado número de personas.

Se le recomienda a los viajeros que se dirigen a áreas con brotes de difteria que antes del viaje estén debidamente vacunados de acuerdo con el calendario nacional de vacunación establecido, se recomienda fortalecer los sistemas de vigilancia y la capacidad de diagnóstico de laboratorio a través de cultivo, prueba de ELEK y Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR).

La vacunación es clave para prevenir casos y brotes; y el manejo clínico adecuado disminuye las complicaciones y la letalidad.

Autor: Dra. Yaxnai Guevara Medina

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top