[:es]Día Mundial Contra la Rabia.[:]

image_pdfimage_print
[:es]
Cortesía de:
Dra.Irina López Sánchez 
Dra.Yanira Batista Pérez 
Dr.Aglusty Fernando Beltrán Álvarez. 
El Día Mundial contra la Rabia se celebra cada año para aumentar la concienciación sobre la prevención de esta horrible enfermedad y destacar los progresos hechos en la lucha contra ella. El 28 de septiembre es también la fecha del aniversario de la muerte de Louis Pasteur, el químico y microbiólogo francés que creó la primera vacuna antirrábica.

La rabia es considerada una de las principales enfermedades zoonóticas desatendidas, afectando principalmente a las poblaciones más pobres y vulnerables de aquellos países con una insuficiente infraestructura sanitaria, tanto humana como animal, lo cual conlleva irremediablemente al endemismo de la enfermedad. Considerando que existe una sub-notificación de las muertes por rabia en humanos, las estimaciones sugieren que la enfermedad mata a 60.000 personas al año, el 95% de las cuales son niños de 5-14 años de edad, que son muy vulnerables a la rabia debido a su interacción frecuente con perros. Más del 95% de las muertes humanas por rabia canina se producen en Asia y África.

La rabia humana de origen canino puede ser eliminada . La enfermedad es completamente prevenible mediante la vacunación del perro, para ello se deben alcanzar y mantener coberturas vacunales de al menos el 70-80% de la población canina. 

La rabia de los herbívoros es transmitida por murciélagos hematófagos, y tiene gran importancia debido tanto a su condición de zoonosis como a su elevado impacto económico. 

Los casos de rabia silvestre suelen presentar un comportamiento cíclico y recurrente, envolviendo a diferentes especies susceptibles y afectando tanto a animales domésticos como a seres humanos. La presentación de brotes de rabia humana transmitida por murciélagos hematófagos en comunidades de áreas tropicales y subtropicales suele estar relacionadas con su lejanía a los centros de atención de salud y, en casos puntuales, falta de capacidad de acción a nivel local. Además del control de las poblaciones de murciélagos hematófagos, la rabia silvestre se puede prevenir mediante la vacunación de animales y de personas en riesgo.

En la región de Nhlangano en  el Reino de Suazilandia en esta fecha se realizan actividades de educación y prevención contra esta enfermedad.  Al centro de salud de esta región acuden muchos pacientes que presentan mordeduras de perros y son atendidos por los médicos y remitidos además a la clínica veterinaria. A los que requieren la vacuna contra la Rabia se le aplica. Muchos han sido víctimas de padecer la enfermedad y gracias a las atenciones inmediatas han sobrevivido.

Aquí mostramos imágenes de una paciente que fue víctima de muchas mordidas de perro y a pesar de ser afectada por la enfermedad  sobrevivió.

Hoy día, las vacunas seguras y eficaces para los animales y las personas son uno de los instrumentos más importantes para acabar con las muertes humanas por esta enfermedad, y la concientización es el impulsor clave del éxito de la participación de las comunidades en la prevención eficaz de la rabia.

[:]
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top