Dar el pecho al bloqueo con fuerzas, de corazón y “buena fe”

Israel Rojas y Yoel Martínez  fueron dos jóvenes que hace 20 años se
unieron de “buena fe” para enamorar con su música, para proponer algo
diferente, para contar con sus letras a Cuba y a su gente. Buena Fe canta y el corazón vibra.

Partieron de Guantánamo en esa travesía, dos décadas llenas de
premios y éxitos. Pero, como tuvieron la suerte de nacer en Cuba, son
miles los obstáculos que vencer para hacer su música, para atravesar
fronteras y llevar arte a otras latitudes.

Son guerreros de pura cepa, de los que despiertan con la premisa de
hacer, como asegura Israel: “hay que buscar alternativas y nunca dejarse
derrotar. Cada día seguir creando, seguir empujando, seguir echando
palante, como nos han enseñado las generaciones anteriores. Trabajar,
trabajar e inventarnos un sueño posible”.