Cuba salva vs Bloqueo Económico mata

image_pdfimage_print

Fuente: Departamento de Docencia y Redes Sociales.

A pesar del Bloqueo económico impuesto a Cuba, sus profesionales de la salud enfrentan a la COVID-19, y salvan vidas por el mundo, lamentablemente, en otras naciones mueren más personas por esta letal enfermedad, debido a los intereses de las grandes transnacionales .

El Gobierno de Donald Trump impone sanciones para destruir la Revolución y se ensaña contra la Cooperación Médica Internacional, las transferencias de remesas procedentes de la comunidad cubana en Estados Unidos y el turismo.

Así se exacerban las calumnias y las campañas difamatorias, con el propósito de justificar su  pronunciada hostilidad, con medidas unilaterales, coerción económica dirigidas a deteriorar el nivel de vida de la población cubana, limitar los flujos financieros al país, entorpecer los suministros, dañar los procesos productivos y perjudicar los servicios sociales, como parte de la incesante guerra económica de los últimos sesenta años,  mientras Cuba ofrece sus servicios de salud por otras tierras.

Precisamente hoy hay una crisis mundial; la mayoría de las personas no tiene recursos para su salud, ni siquiera derecho a esta; en Estados Unidos hay una emergencia sanitaria ─porque no todos tienen seguros y por eso la mayoría no es atendida─, y mueren más personas en este país, pero Donald Trum respecto a la COVID-19 refiere una simple gripe; otros pueblos también son víctimas de las políticas neoliberales, al reducir los servicios de salud, y por tanto, no hay mascarillas, respiradores, ni camas, ni alcohol para desinfectar, y ante esto los pueblos piden ayuda a Cuba.

Respecto a Cuba, Trump aprieta más el cerco económico, corta fuentes de financiamiento al país por exportación de servicios ─que constituye una de las principales entradas de divisas para el mantenimiento del Sistema de Salud Cubano y su desarrollo─; sin embargo esta pequeña Isla se enfrenta a la COVID-19 organizadamente; el Ministerio de Salud desarrolla un Plan de Prevención, Control y Contención, para hacer frente a esta pandemia global; y como parte de esto los profesores del Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí” ─ IPK─ capacitan a todo el personal de la salud y al pueblo, basados en los protocolos más actualizados de bioseguridad; se hacen ensayos clínicos para antivirales; surgen tratamientos con los protocolos más avanzados o medicamentes que se emplean en otras naciones como el Interferón Alfa, incluso existen otros como las gotas preventivas, jabones ozonizados o antibacteriales que ayudan a enfrentar la enfermedad, que se producen en instituciones de salud como el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (GIGB), entre otros.

Igualmente, redoblan sus esfuerzos las Brigadas Médicas Cubanas en el Exterior, y ante la solicitud de la Cooperación Médica Cubana por parte de las naciones se enviaron Brigadas del Contingente Internacional “Henry Reeve” a 15 países ─desde la Unidad Central de Cooperación Médica (UCCM), bajo los principios de voluntariedad, solidaridad y humanismo─ entre los que cabe mencionar a  Venezuela, Nicaragua, Surinam, Belice, Jamaica, Granada, Italia, Haití, Antigua y Barbuda, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, Dominica, Principado de Andorra y Barbados.

Del mismo modo, se promueven las medidas de prevención ante la COVID-19 por los medios de comunicación de las instituciones de salud y la prensa; además, gracias a la labor de pesquisa de los estudiantes de medicina o el control del médico y la enfermera de los consultorios de la familia se registran los casos febriles o respiratorios por los barrios y consejos.

Desde el primer día Cuba y su gente enfrentan con disposición, organización y disciplina a la COVID-19; las sanciones económicas hacen daño, porque impiden llegar al país las materias primas necesarias para producir más medicamentos por el bien de su gente y de la humanidad; entonces juntémonos todos y levantemos las voces en el mundo contra este Bloqueo que también mata a muchas personas en el mundo.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •