Cuba salva vidas y forma profesionales por un mundo mejor

image_pdfimage_print

Fuente: Brigada Medica Cubana en Burkina Faso

Cuando la pandemia de covid-19 azota a la mayoría de los países del planeta y los pueblos enfrentan las consecuencias que ello provoca, Cuba y sus médicos están allí, en más de 70 países,  al lado de los más necesitados de la tierra y junto a sus colegas, compartiendo ¨el Pan¨, en medio de la gran batalla por la vida.

En Burkina Faso, país de África subsahariana occidental, los miembros de la Brigada Médica cubana que allí brindan sus servicios solidarios, enfrentan junto a sus colegas del país, los más complejos y disimiles problemas de salud, encontrando las soluciones y arrebatándole vidas a la muerte; construyendo con modestia y amor las más nobles historias de solidaridad humana y fraternidad entre los pueblos.

Un ejemplo de ello lo es el Dr Roberto Nicot Vidal, especialista en Ortopedia y Traumatología de la brigada cubana, natural de la oriental provincia de Guantánamo, y que labora actualmente en el servicio de Traumatología del Hospital Universitario Nacional ¨Yalgado Oedraogo¨ (CHU-YO), quien junto a los colegas de equipo, no dan treguas a los fenómenos que enfrentan cotidianamente y siempre encuentra con profesionalidad y alta sensibilidad humana, una solución adecuada para los incontables problemas sanitarios que reciben en el servicio, donde los traumas por accidentes viales y sus complicaciones son la primera causa de hospitalización.

Para el ¨Dr Nicot¨, como le conocen en el hospital, es habitual cada mañana recibir la relatoría de los nuevos casos entre los más complejos que arriban cada día al servicio, para su valoración y toma de conductas necesarias para su solución, lo que comparte siempre con los jóvenes especialistas en formación, a los que transmita con modestia y sencillez sus experiencias en la materia, lo que le ha ganado un alto prestigio y consideración entre los colegas y pacientes que atiende, quienes agradecen con amor al doctor y a Cuba por su humana labor en estas tierras del mundo.

¨Es un deber y al mismo tiempo un gran placer servir con amor a los necesitados del mundo y en mi tendrán siempre a un servidor¨ -agrega el doctor Nicot – ¨ser solidarios con los necesitados de la tierra es más que un deber una convicción que llevamos los cubanos dentro¨.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *