image_pdfimage_print
Guantánamo, 1 nov (ACN). Expertos guantanameros en Audiología avanzan con éxito en una pesquisa masiva a infantes para la detección y atención temprana a afecciones auditivas, estudio costoso en el mundo que el Ministerio de Salud Pública cubano ofrece gratuitamente a su pueblo, aún enfrentando las trabas del inhumano bloqueo económico yanqui a la Isla.
Pesquisa masiva a infantes para la detección y atención temprana a afecciones auditivas

La especialista de Primer Grado en Otorrinolaringología, Doctora Ruby Hernández, puntualizó hoy a la ACN que en enero inició el referido servicio médico, programado también este año en otras cinco provincias, y ya se ha examinado en Guantánamo a más de un millar de niños, con énfasis en todos los recién nacidos, para intervenir de forma oportuna ante cualquier trastorno auditivo.

Un equipo multidisciplinario, con apoyo de los médicos y enfermeras de la familia, trabaja directamente en las áreas de salud de las comunidades, evaluando factores de riego para la hipoacusia, diagnóstico que precisa de instrumentos de alta fidelidad, muchos adquiridos por el Gobierno cubano a altos precios en el mercado internacional.

El Doctor Eleazar Bueno, coordinador del grupo de Audiología, explicó que tras este examen quienes presenten alguna afección son estudiados de manera más profunda, tratados o rehabilitados igual de forma gratuita, como toda prestación del sistema de salud en Cuba, una de las conquistas sociales de la Revolución que hace a este pueblo privilegiado, apuntó el facultativo.

La pesquisa en Guantánamo la encabeza el Centro Provincial de Servicios Audiológicos, rector aquí de los programas nacionales de detección precoz de la hipoacusia, y el del implante coclear, dispositivo valorado en el mundo en más de 22 mil dólares y que el Estado cubano también facilita gratuitamente a sus hijos, así como también su complejo proceder quirúrgico y la rehabilitación postoperatoria.

Todo ese tratamiento en otras partes del orbe puede costar alrededor de 50 mil dólares, no siempre a la mano de los más necesitados, en cambio el programa cubano, de un nivel profesional altísimo, tras notables esfuerzos le da la oportunidad a todo el que cumpla el criterio médico, para optimizar así su calidad de vida mejorando la audición.

En Guantánamo ya se han favorecido con el implante coclear una decena de niños, y se estudia a otros con condiciones audiológicas para la intervención, proceso que avanzaría con mayor rapidez si no existiese el bloqueo estadounidense, que obliga a la Isla a gestionar por terceros países muchos de los equipos necesarios, lo cual encarece aún más su adquisición.

Belquis Batista, especialista en logopedia y foniatría, señaló que el inhumano cerco, que afecta significativamente al sector de la salud, limita además la compra de piezas para dicho dispositivo electrónico (cables, antenas), en caso de deterioro, e igual pasa con las tradicionales prótesis auditivas, que aún así el Centro de Servicios Audiológicos se las arregla para alargar su vida útil.

Tras más de medio siglo de impuesto el bloqueo sigue dañando al pueblo cubano, pese a ser esta absurda política repudiada universalmente, como este miércoles y hoy en la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde ha sido considerada de obsoleta, inmoral y fiasco de sucesivas administraciones estadounidenses en su intento de destruir a la Revolución.

user-profile

Autor: Yaymara Villaverde Marcé

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios