image_pdfimage_print

[:es]

El costo de fabricación total es de 287 euros debido a que el precio de los componentes asciende hasta los 282 euros, a los que se suman otros 5 en gastos de fábrica. El coste podría parecer bajo comparándolo con su precio final en tienda (809 euros para la versión de 5,8 pulgadas y 64 GB), pero teniendo en cuenta la cantidad de millones de unidades que vende la compañía, es una gran inversión.

Además, si se compara con el coste de fabricación de su modelo anterior, el Galaxy S7 Edge, existe una diferencia de casi 40 euros (249 frente a los 287 del S8). Se convierte así en el smartphone más caro de fabricar hasta la fecha con los datos disponibles, seguido del Google Pixel XL, con un precio para la compañía de 262 euros.

Eso sí, el precio exacto de cada componente es una incógnita. Según los datos de IHS Markit, el único dato que se conoce es el del coste aproximado de la batería de 3.000 mAh, que es de 4 euros, y el de la memoria RAM, con un precio que ronda los 38 euros.

Del resto de los componentes no se han revelado cifras por el momento, así como del coste total de la fabricación del Samsung S8+ (909 euros en tiendas), aunque lo lógico es que sea algo más elevado. A los 287 euros de fabricación habría que añadirle algo más en concepto de patentes, logística, marketing y algunas otras variables.

Gráfico del coste de producción de 'smartphones'

[:]

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios