Crece y se alimenta la esperanza de vida de los pacientes bisauguineanos

image_pdfimage_print

Las facultades de Medicina “Raúl Díaz Arguelles García” y la “Vilma Espín Guillois” en Guinea-Bissau, África Occidental, han sido el hogar de varias generaciones de estudiantes en esta nación. Allí crece y se alimenta la esperanza de vida de los pacihomologos entes bisauguineanos.

Transcurrido varios años, desde aquel 24 de Julio de 1992, cuando se efectuó la primera graduación de 23 médicos bisauguineanos en su tierra, se hacen realidad las ideas de Fidel Castro Ruz.

Y el Comandante en Jefe eternamente seguirá siendo el abanderado de todos los triunfos de la Colaboración Médica Cubana Internacional.

Hoy, con 577 graduados se patentizan los ideales de justicia por un mundo mejor; principios de hombres y mujeres que cumplen con el sagrado deber del Internacionalismo.

Por su parte, los colaboradores de la Salud han llegado con muchas ganas de trabajar a esta nación africana, para alcanzar buenos índices de Salud.

A pesar del bloqueo contra la Isla, y surjan difamaciones y acusaciones contra la colaboración médica, ellos asisten y preservan la vida de sus pacientes.

En fin, seguirán compartiendo su solidaridad, internacionalismo y su humanismo. Y en lo docente, continúan haciendo historia en este hermano país.

Crece y se alimenta el interés profesional de los estudiantes, para ofrecer salud a los habitantes de su nación, a partir de la formación basada en los principios de la Medicina Cubana.

Así se demuestra la continuidad del trabajo Docente Asistencial; no hay mejor obra que enseñar y ver el agradecimiento de los estudiantes a la Brigada Médica Cubana en Guinea Bissau, al brindarles esta maravillosa oportunidad de formarse como futuros galenos.

Fuente: Sede Universitaria Carlos J. Finlay; Sede Universitaria Vilma Espín Guillois.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top