Contaminación sonora. Un problema a resolver.

image_pdfimage_print
Imagen Internet.

La urbanidad depende de todos los que convivimos. En la medida que reduzcamos los ruidos estaríamos demostrando cultura sanitaria y educación integral.

Los seres humanos tenemos la capacidad de comunicarnos; pero sufrimos con los sonidos desmedidos, no solo en el oído interno sino también en el sistema nervioso y el organismo en su conjunto.

Imagen Internet.

Podemos y debemos controlar la contaminación sonora, que es una injuria a la salud individual y colectiva.

La calidad de vida será mayor si conversamos en voz baja y evitamos generar ruidos lesivos. Vivamos en paz y armonía.

Dr. José Luis Aparicio Suárez.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top