Brigada Médica Cubana en Namibia. Historia de vida de un luchador por la salud de los pueblos

image_pdfimage_print

Fuente: Brigada Médica Cubana en Namibia

El Dr. José E. Santandreu Gallardo especialista en Estomatología General Integral, integrante de la actual Brigada Médica en Namibia con experiencia de misión anterior en Venezuela, nos habla de sus experiencias. Comienza haciendo historia sobre su primera misión en Venezuela donde arribó un día 7 de febrero de 2010, cuando aún se encontraba físicamente el comandante Hugo Rafael Chávez Frías al frente del gobierno bolivariano, hasta el año 2013 en que concluye satisfactoriamente.

Fue ubicado en la parroquia “La Dolorita”, uno de los cerros que en aquellos momentos pertenecía al Distrito Metropolitano de Caracas donde laboró por más de un año y luego a solicitud de la dirección de la misión fue ubicado en el barrio “El Güire” para cubrir ese servicio allí hasta completar los 3 años.

¿Cómo fue el recibimiento de los habitantes?

El recibimiento fue muy bueno, ya la misión médica cubana en Venezuela había cumplido varios años y a pesar de eso nada cambió y fui muy bien aceptado por la comunidad y con el decursar de los días las relaciones fueron incrementándose así como el número de pacientes quienes desde muy temprano me esperaban organizándose por el orden de llegada siempre muy cooperativos cuando se presentaba algún imprevisto.

¿Cómo eran las condiciones de vida tanto para usted como para los mismos habitantes?

Al momento de llegar a mi área de salud ya todo estaba organizado pues se tenía suficiente experiencia, pero comencé a trabajar con un sillón portátil que poco tiempo después fue sustituido por uno moderno lo que resultó muy grato y muy importante como profesional que me hizo sentir también como nuevo, rejuvenecido, estimulado y fortalecido para continuar la tarea. Las condiciones de vida eran buenas pues contaba con lo indispensable y similar a los vecinos que me rodeaban donde la mayor dificultad era el abasto de agua pues distribuía en días diferentes pero recibíamos el apoyo de los vecinos más cercanos cuando lo necesitábamos. En lo particular viví en una casa adaptada para dos colaboradores donde cada uno tenía su habitación con toda la privacidad para el descanso y la televisión cubana por la cual nos informábamos del acontecer y la vida en Cuba.

¿Cuál fue el criterio de los venezolanos antes y después de conocer a nuestros médicos cubanos?

Tengo referencias de los propios pacientes de que en los inicios de la misión por la mal intencionada propaganda de los medios de comunicación mediáticos dominados por los sectores de oposición, la población sólo recibía falsas informaciones que desacreditaban al personal de la salud cubano lo que fue desmintiéndose en poco tiempo cuando en el terreno los profesionales de la salud fueron demostrando su amor y dedicación al trabajo y a sus pacientes. Cuando me incorporé no tuve que enfrentar ningún tipo de situación con esto y en lo adelante pude ver el reconocimiento del pueblo venezolano hacia los médicos cubanos que eran capaces de trabajar en lugares donde nunca antes había llegado un médico pues los propios nacionales no querían trabajar, identificándose por su trato familiar y humano a sus pacientes.

¿Anécdota de experiencia que marcó su paso durante su estadía?

Bueno ninguna otra que la propia experiencia en el trabajo de la misión con una población de un país distinto pero igual de agradecido. Si algo personal y fue que pude ver y saludar a mi llegada a ese hermoso país al reconocido periodista Walter Martínez a quien había visto en la televisión a través de su programa DOSSIER defensor permanente de la Revolución Bolivariana.

¿Significativamente que recuerdos le quedan del deber cumplido?

Mis mejores recuerdos son las relaciones de hermandad con ese pueblo y su agradecimiento permanente por los servicios recibidos y el apoyo que siempre me dieron y que me permitieron cumplir con orgullo la tarea para la cual fui seleccionado.

¿Qué satisfacción guardas de esa misión en Venezuela?

y vivido en el mismo seno del pueblo más humilde de Venezuela de Primero la satisfacción del deber cumplido y luego el haber estado compartir con ellos la batalla diaria por la salud la vida y la esperanza de un mundo mejor, posible con la construcción de su propio modelo socialista del siglo XXI.

¿ Y…Namibia?

A Namibia arribé un 22 de mayo de 2016 y fui ubicado en el norte del país en el ONANDJOKWE STATE HOSPITAL, el más antiguo de esta región fundado en 1911 por la sociedad misionera de Finlandia. Igualmente muy bien recibido junto a otras dos médicos cubanas y presentados ante el colectivo de trabajadores. En el transcurso de estos 3 años he tenido muchos momentos difíciles por la lejanía de mi familia pero no distanciado pues la tecnología y las condiciones brindadas por el gobierno de este país nos ha permitido una comunicación constante con todos. También he tenido muchos momentos de satisfacción porque imaginé llegar a un país con condiciones de vida y laborales muy difíciles y aunque no dejan de ser ciertos sus problemas económicos, aquí cada colaborador tiene su propia casa con todas las condiciones, apoyados por las autoridades del centro. Profesionalmente las consultas estomatológicas están dotadas con equipos modernos, instrumentales y medios auxiliares de diagnóstico. Tanto así que desde el primer año logré poner en funcionamiento el servicio de endodoncia que no existía y al mismo tiempo adiestro a jóvenes estomatólogos recién graduados en otros países como Rusia, China y Ucrania.

De gran satisfacción para mí es el respeto y reconocimiento del resto de los profesionales de la clínica dental tanto nacionales como extranjeros así como la máxima dirección del hospital. Estoy igualmente muy orgulloso del deber cumplido y dispuesto a seguir colaborando con los pueblos hermanos que soliciten nuestros modestos servicios.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top