BMC en Guinea Conakry: Síndrome Compartimental de Antebrazo. Historia de Vida.

image_pdfimage_print
Fuente : Brigada Médica Cubana en Guinea Conakry. Imagen del Síndrome Compartimental.
Fuente: Brigada Médica en Guinea Conakry. Foto: Síndrome Compartimental de Antebrazo Izquierdo. Cortesía de George Carrión. Hospital de Faranah.

Historia de vida

Vivencia:

Me llamo George Carrión Pérez, Especialista en Ortopedia, Traumatología y Medicina General Integral soy colaborador cubano y trabajo en Guinea Conakry; les presento un paciente que se accidentó en la vía pública causándole una fractura del codo izquierdo, pero no acude al hospital y se le realiza tratamiento tradicional, luego de 4 días acude al Hospital por fiebre, dolor intenso en todo el miembro superior izquierdo y toma del estado general.

 Examen Físico: Edemas a nivel del antebrazo, brazo y la mano izquierda, acompañado de frialdad, pulso débil, presencia de múltiples flictenas, dolor a la palpación, parestesias distales y crepitación ósea a nivel del codo.

Radiografía del codo: Fractura supracondilea del humero izquierdo (bicondilea).

Diagnóstico:

1) Fractura Supracondilea de Humero Izquierdo.

 2) Síndrome Compartimental de Antebrazo Izquierdo.

Conducta:

Se ingresa para tratamiento Quirúrgico.

Síndrome Compartimental

El Síndrome Compartimental Agudo (SAC) : Puede ser un problema serio en el que la presión dentro de un compartimento osteofascial aumenta tanto que hace que el gradiente de perfusión de los lechos capilares tisulares disminuya, produciendo anoxia celular, isquemia muscular e incluso la muerte. Puede estar originado desde diversas lesiones y patologías, como fracturas, contusiones, trastornos hemorrágicos, traumatismos, inflamación post-isquémica y heridas por arma de fuego.

CONCEPTO

 Podemos definir el Síndrome Compartimental Agudo como el conjunto de signos y síntomas secundarios al aumento de la presión en una celda fascial de un miembro, lo cual provoca una disminución de la presión de perfusión capilar comprometiendo la viabilidad de los tejidos de dicha celda. Es una situación de urgencia quirúrgica, que requiere un diagnóstico y tratamiento tempranos con la finalidad de evitar una pérdida de función del miembro o incluso de la viabilidad del mismo.

ETIOLOGÍA

  Las causas del Síndrome Compartimental (SCA) podemos englobarlas en dos grandes grupos:

  1. Las que provocan una disminución del compartimento:

1.Vendaje o yeso compresivo.

2- Quemaduras y congelaciones: se producen unas escaras duras, que no         son elásticas que pueden llegar a ocasionar un SCA. Para evitarlo se debe proceder a quitar las escaras.

3 – Cierre incorrecto de celdas aponeuróticas, es decir con excesiva tensión.

4 – Aplastamiento.

5 – Uso prolongado de torniquete.

      B) Las que provocan un aumento del contenido del compartimento:

1- Edema post-isquemia (lesión arterial, trombo embolismo arterial, cateterismo arterial.)

2- Hematoma primitivo (hemofilia, tratamiento anticoagulante.)

3 – Hemorragias intracompartimental (fracturas, osteotomías.)

 4- Envenenamiento por mordedura.

                                            Fisiopatología.

Básicamente la presión aumenta en un espacio tisular cerrado. Al aumentar el contenido va disminuyendo el continente. El contenido puede aumentar por hemorragias después de ser lesionados los tejidos blandos, en fracturas y quemaduras. Todo lo anterior expuesto sucede al aumentar la permeabilidad capilar, o isquemia temporal en las lesiones temporales, el factor común es la presión tisular aumentada. Se produce una obstrucción del drenaje venoso, aumentando la presión y la tumefacción, debido a las anastomosis capilares; al no recibir más sangre se produce la isquemia, ocasionándose una lesión irreversible.

Cuadro Clínico

Generalmente es un diagnóstico clínico y tardío, siendo el dolor la guía para realizar el mismo. Se puede encontrar también inflamación, tensión compartimental e inclusive palidez. Lo más confiable es la manifestación del dolor acentuado durante la palpación y distensión pasiva del compartimiento involucrado, así como también el deterioro sensitivo en el territorio neural a explorar.

En la exploración física de la zona podemos observar:

 – Disminución de la movilidad

 – Cianosis distal – El pulso de la arteria principal del compartimento está disminuido, pero presente.

-Parestesias distales y/o Parálisis

Localización: En miembros superiores se da sobre todo en los compartimentos volares y dorsales del antebrazo y en los intrínsecos de la mano. En miembros inferiores lo más frecuente es el compartimento anterior de la pierna seguido del lateral, posterior profundo y superficial.

Las fracturas más frecuentemente asociadas son las de antebrazo, supracondíleas humerales y diáfisis tibiales.

Diagnóstico

  1. Clínica.
  2. Exploración física.
  3. Medir presión intracompartimental.

Se hace básicamente por la clínica y la exploración física. Pero como confirmación debe medirse la presión intracompartimental, que hoy en día se realiza mediante sensores electrónicos de fácil manejo y gran precisión.

Una presión intracompartimental inferior a 10 mmHg se considera normal.  Una presión intracompartimental mayor de 35-40 mmHg puede ser indicación de fasciotomía. Si esta presión se mantiene durante 8 horas se producen lesiones tisulares irreversibles. 

Tratamiento

Se debe ir por pasos, y evolucionaremos de las medidas menos agresivas a las más.

En un primer momento quitaremos los vendajes o yesos apretados. Además, inyectaremos suero fisiológico caliente con novocaína al 1%.  Si con estas primeras medidas no evoluciona satisfactoriamente procederemos a la realización de una fasciotomía, que consiste en descomprimir un compartimento practicando la apertura completa del mismo. Puede ser necesario abrir varios compartimentos. La herida se deja abierta, y se cubre con un apósito estéril.  A los 3-5 días el miembro es examinado de nuevo en quirófano y se comienza la sutura de la piel si el edema ha disminuido y se puede aproximar sin tensión

Cuando se está en presencia de un paciente con signos y síntomas de síndrome compartimental establecido, la fasciotomía debe realizarse de inmediato. Medir cada 2 horas la presión intra compartimental, las primeras 48 horas, en diversos sitios distantes al foco de fractura.

Publicación:

Dr. George Carrión Pérez. Especialista en Ortopedia, Traumatología y Medicina General Integral

Publicado:
Dr. Silvio Andrés Cuellar Capote. Especialista en Cirugía General de Primer y Segundo Grado.

Guinea Conakry, 3 de Diciembre 2019.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top