BMC en Guinea Conakry. Quiste de Ovario Gigante y Embarazo. Región de Faranah.

image_pdfimage_print
Fuente : Brigada Médica en Guinea Conakry. Imagen Ecográfica de Quiste de Ovario.

Vivencia.

Me Llamo Jorge Luis Santiago Zulueta y trabajo en la Región de Faranah en Guinea Conakry, estoy muy orgulloso de servirle como Ginecobstetra a este hermano país; se presenta una paciente gestante con embarazo a termino con un quiste gigante de ovario. Se realiza un parto distócico por cesárea y se extrae un quiste gigante de ovario izquierdo, así como un recién nacido a término masculino con buen apgar. Ambos evolucionaron de forma satisfactoria.

La incidencia de masas anexiales durante la gestación es de 1/81 a 1/2 500 embarazos, de estas, del 4 al 17 % son malignas, al igual que en el mismo grupo de edad de mujeres no gestantes.

En mujeres gestantes con tumor sólido la conducta será quirúrgica desde que se diagnostique, independientemente del tiempo de gestación. Si el tumor es quístico, unilateral y de cualquier tamaño, la conducta debe ser expectante; pero si fuera bilateral, de 10 cm o más y la gestación es mayor de 16 semanas, se debe realizar cirugía.

Quiste de Ovario.

Definición.

Los quistes ováricos son sacos o bolsas llenos de líquido en un ovario o en su superficie. Las mujeres tienen dos ovarios; cada uno tiene el tamaño y la forma de una almendra y está ubicado a un lado del útero. Los óvulos (huevos), que se producen y maduran en los ovarios, se liberan en ciclos mensuales durante los años fértiles.

Algunos de ellos, llamados quistes funcionales son parte del proceso normal de menstruación. Cualquier folículo ovárico mayor de 2 centímetros se denomina quiste ovárico. Tipos concretos de quistes ováricos incluyen los folículos de Graaf (que pueden romperse a mitad del ciclo y provocar dolor menstrual) y los quistes del cuerpo lúteo (que pueden romperse sobre el final del ciclo y tardar hasta tres meses en desaparecer del todo). Otros quistes son patológicos, como los debidos al síndrome de ovario poliquístico.

Causas.

Cada mes, durante el ciclo menstrual, crece un folículo (donde el óvulo se está desarrollando) en el ovario. La mayoría de los meses, se libera un óvulo de este folículo, a lo cual se le denomina ovulación. Si el folículo no logra abrirse y liberar un óvulo, el líquido permanece dentro del folículo y forma un quiste, el cual se denomina quiste folicular; también hay otro tipo de quiste, este es llamado quiste del cuerpo lúteo, se presenta después de que un óvulo ha sido liberado de un folículo y a menudo contiene una pequeña cantidad de sangre. Los quistes ováricos son más comunes desde la pubertad hasta la menopausia, período que se conoce como los años fértiles de una mujer. Estos quistes son menos comunes después de la menopausia. Tomar fármacos para la fertilidad puede causar la formación de múltiples quistes grandes en los ovarios y se le denomina síndrome de hiperestimulación ovárica.

Síntomas.

Los quistes ováricos por lo regular no causan síntomas, pero cuando estos ocurren, son:

Dolor.

Períodos menstruales irregulares.

Infertilidad.

Distensión o hinchazón abdominal.

Dolor pélvico poco después del comienzo o finalización del periodo menstrual.

Dolor en las relaciones sexuales o dolor pélvico durante el movimiento.

Dolor pélvico constante o sordo.

Dolor pélvico intenso repentino (lo cual indica que el quiste se ha roto), a menudo con náuseas y vómitos, que puede ser un signo de torsión o retorcimiento del ovario en su riego sanguíneo o ruptura de un quiste con sangrado interno.

Pueden coexistir quiste de ovario y embarazo.

Exámenes Complementarios

La ecografía se puede hacer para diagnosticar un quiste. El médico o el personal de enfermería tal vez necesiten examinar de nuevo a la paciente en 6 semanas para verificar que éste haya desaparecido.

Otros exámenes imagenológicos que se pueden hacer cuando sea necesario:

Tomografía computarizada

Estudios de flujo Doppler

Resonancia magnética

Se pueden hacer los siguientes exámenes de sangre:

Examen Ca-125 para buscar posible cáncer si la paciente ha llegado a la menopausia o tiene una ecografía anormal

Niveles hormonales (como la HL, FSH, estradiol y testosterona)

Prueba de embarazo (GCH en suero)

Tratamiento.

Los quistes ováricos funcionales generalmente no necesitan tratamiento. Por lo regular, desaparecen al cabo de 8 a 12 semanas de manera espontánea.

Si se presentan quistes frecuentes, el médico o el personal de enfermería pueden prescribir píldoras anticonceptivas (anticonceptivos orales). Estos medicamentos pueden reducir el riesgo de nuevos quistes ováricos; sin embargo, estas píldoras no disminuyen el tamaño de los quistes ya existentes.

Se puede necesitar cirugía para extirpar el quiste o el ovario con el fin de verificar que no sea cáncer ovárico. La cirugía muy probablemente se necesite para:

Quistes ováricos complejos que no desaparecen.

Quistes que estén causando síntomas y que no desaparecen.

Quistes ováricos simples que sean mayores que 5 a 10 centímetros.

Mujeres menopáusicas o que estén cerca de la menopausia.

Tipos de cirugía para los quistes ováricos:

Laparotomía exploratoria.

Laparoscopia pélvica diagnóstica y terapéutica.

Foto: Cortesia del Dr Jorge Luis Santiago Zulueta. Ragión Faranah. Guinea Conakry.

Fuente:

Publicación. Dr. Jorge Luis Santiago Zulueta. Especialista de 1er Grado en Ginecobstetricia y MGI. Santiago de Cuba. Cuba.

Publicado. Dr. Silvio Andrés Cuellar Capote. Especialista de Primer y Segundo Grado en Cirugía General. Artemisa. Cuba.

Guinea Conakry, 10 de diciembre del año 2019.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top